Las margaritas «mutantes» de Fukushima

Un ciudadano japonés ha colgado en su perfil de twitter una imagen de unas margaritas encontradas cerca de la planta nuclear de Fukushima, que parecen una especie "mutante"por la radiación recibida en la catástrofe nuclear de hace cuatro años provocada por el tsunami que arrasó la zona.

San_Kaidu, que vive en la ciudad de Nasushiobara, a unos 110 km de la central nuclear explicó que las flores crecen de un tallo, que se divide en dos y que tiene dos flores conectadas entre sí y que tienen otros cuatro tallos en forma de cinta. Esta es la descripción del tuitero, pero la explicación es más complicada. La más sencilla puede ser la filtración en la tierra de la radiación, que ha hecho mutar esta especia de planta, cuyas flores parecen salidas de un cuadro de Dalí. El fenómeno se conoce como fasciación y es producto de una mutación el las células meristemáticas que afecta al crecimiento de las plantas que causa un aumento de tamaño y volumen de sus flores. Y ,al contrario que en los humanos, no afecta a su supervivencia.

No es la primera vez que se detectan mutaciones en las cercanías de la zona de la catástrofe.

En 2013,a serie de fotografías alertaron de la existencia de frutas y verduras como tomates y melocotones mutados y con un tamaño más grande del normal. En el mundo animal, un grupo de científicos japoneses comprobaron en 2012 cómo una serie de mariposas habían nacido con las alas extremadamente pequeñas y los ojos dañados.