Radioterapia más ágil y precisa gracias a “Mónaco 5.11”

El empleo de este sistema reduce los tiempos de planificación de las terapias casi a la mitad y permite la gestión de estudios de TAC en 4D

Este sistema permite una mejor definición de la zona a tratar y una mejor protección de los órganos sanos para no dañarlos. De izquierda a derecha: Rafael Linares, Julia Montañés y Beatriz Mateo
Este sistema permite una mejor definición de la zona a tratar y una mejor protección de los órganos sanos para no dañarlos. De izquierda a derecha: Rafael Linares, Julia Montañés y Beatriz Mateo

El empleo de este sistema reduce los tiempos de planificación de las terapias casi a la mitad y permite la gestión de estudios de TAC en 4D

El tiempo en Oncología supone un bien muy preciado. En ocasiones, la supervivencia o la efectividad de los tratamientos depende mucho del momento y cómo se lleven a cabo. Por eso, los avances tecnológicos ponen en manos de la Medicina herramientas innovadoras que ayuden a los clínicos en su día a día en beneficio de los pacientes. Por ello, el Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla, dirigido por los radiofísicos Rafael Linares y Beatriz Mateo, ha puesto en marcha el sistema de radioterapia “Monaco 5.11”, que permitirá beneficiarse a un grupo de más de 700 personas al año.

La radioterapia constituye una de las principales modalidades de abordaje del cáncer en cualquier localización. Previamente a recibir un tratamiento de radioterapia, debe realizarse una correcta localización y determinación del tumor a tratar, y a partir de esta, diseñar un plan de irradiación personalizado para el volumen específico que va a ser irradiado. Esta fase es conocida como planificación de la terapia. “Se trata de un sistema de proyección de tratamientos de radioterapia. Es decir, un software, con gran potencia de cálculo, y que permite un cómputo detallado y preciso de cómo se depositará la radiación en el organismo en cada terapia. Para este deducción detallada, emplea el método de Monte Carlo, que sigue el camino de cada partícula que atraviesa el organismo hasta llegar al cáncer y depositar allí su energía, provocando un efecto tumoricida”, explican desde el Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica.

Además, de la potencia de computación y el uso del método más preciso para el cálculo de cada tratamiento personalizado, el sistema, “en su módulo de simulación virtual, permitirá la fusión de imagen multimodalidad –imágenes obtenidas de TAC, resonancia magnética (RM) y PET-TAC–, lo que se traduce en una mayor precisión en la configuración de la estructura del tumor, aumentando, por ejemplo, la dosis en determinadas zonas que se revelen más activas en los estudios de PET-TAC”, detallan.

Con este nuevo sistema, también es posible la gestión de estudios de TAC en cuatro dimensiones (4D) para tener en cuenta el desplazamiento de los tumores debido al movimiento respiratorio. “Como resultado se consigue una mejor definición de la zona a tratar y una mejor protección de los órganos sanos, consiguiendo una mayor dosis en el tumor, lo que repercute directamente en una mejora de la posibilidad de curación del cáncer con menos efectos secundarios”, exponen. El sistema dispone, además, de un servidor dedicado al contorneo automático de órganos que reduce aún más el tiempo empleado en esta fase de planificación.

Todo este sistema sirve, en definitiva, para comenzar el abordaje terapéutico en los plazos previstos. “Al acortar los tiempos hacemos posible establecer las secuencias adecuadas de tratamientos de quimioterapia y radioterapia y así cumplir los protocolos indicados para cada tipo de tumor. De igual forma, mitigamos en cierta medida la angustia que crea en el paciente la demora del mismo”, aseguran los responsables del servicio sevillano.

Junto al sistema novedoso “Monaco 5.11”, hay que destacar que el hospital andaluz, en consonancia con el desarrollo tecnológico de la especialidad, ha ido incorporando a la práctica clínica las ultimas técnicas de Radioterapia externa existentes: 3D, IMRT, VMAT, Radiocirugía, SBRT. “Para el empleo de las técnicas más complejas es necesario, por un lado, disponer de un acelerador lineal (la máquina que imparte la radiación) que lo permita y, por otro, de un sistema de planificación capaz de optimizar las complejas distribuciones de dosis que se persiguen. Así, se consiguen distribuciones de dosis que logran impartir la cantidad deseada en la lesión, preservando al máximo los tejidos sanos circundantes”, concluyen.