Echenique saca la cacerola

La Razón
La RazónLa Razón

Después de fracasar en el papel de estadista mundial vaticinando los resultados electorales en Francia

Cuando salgan los resultados y (quizás) no sean Le Pen y Macron, ¿qué dirán los que llevan 1h dándolos por ganadores? #ObjetivoFrancia

el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, volvía a sorprender el lunes por la noche, al alentar al asedio de la sede de un partido democrático.

Me ha llegado esta convocatoria por varios sitios. Parece muy oportuna dada la ciénaga de corrupción PPoPPular que nos desayunamos cada día. pic.twitter.com/Gc6384gCuI

Algo que también hacía, pero descaradamente, el comunista, prochavista y castrista Mauricio Valiente, a la sazón concejal del equipo de gobierno del ayuntamiento de Madrid de Manuela Carmena. Un político que se negó a votar una resolución que pedía la liberación del preso político venezolano Leopoldo López.

Frente a su saqueo, defendemos un Madrid digno y sin corruptelas

¡A difundir! pic.twitter.com/r6i1rgrJ8i

No han sido Echenique y Valiente los únicos en sumarse al alboroto

Madrid se moviliza mañana contra el saqueo, contra la mafia que exige recortes mientras ellos dilapidan lo público #MadridNoSeVende pic.twitter.com/aw6pCLtpOn

El pueblo de Madrid se moviliza contra la mafia, no vamos a admitir que el #PP siga expoliando y lucrándose de lo público #QueSeDisuelvan pic.twitter.com/RF5U0FbaeS

#MadridNoPaga el Partido Popular debe responder por robar lo que es de todas y todos. El movimiento popular autorganizado les juzgará. pic.twitter.com/AWSGxAE3Xh

Parece que mañana se va a quedar una buena tarde para salir de casa. Ojo, que #MadridNoSeVende pic.twitter.com/fm0QqHK85E

Espe será sustituida x otra pieza cortada por el mismo patrón, un corte, un modelo q define la estructura corrupta de la MarcaEspaña del PP. pic.twitter.com/ZLRpW6vUUj

La estrategia de Podemos, que ha mostrado públicamente Echenique, quien ayer no tuvo seguro su día más afortunado, consiste en sustituir la legalidad por una legitimidad inventada, lo que no es otra cosa más que un viejo truco del populismo. No son capaces de aceptar los resultados de las urnas (tampoco en Francia), ni soportan los pasos de un procedimiento judicial.

Por otra parte, después de quedarse boquiabiertos porque su candidato francés, Mélenchon, no sólo no ha pasado a la segunda vuelta de las francesas, sino que no deja claro si va a pedir el apoyo para la extrema derecha que representa Le Pen o para Macron, al cual los de Podemos llaman “banquero austericida", está claro que están desesperados por mantener movilizados a los suyos. Como pretendieron hacer, sin éxito, el pasado domingo en la Puerta del Sol. Y antes con el #Tramabus.

Vamos, que desde Vistalegre II no venden y, además, no tienen más que la movilización, las caceroladas, las performances y los escraches.