El cleavage de la UE como batalla principal de las elecciones francesas

Por Luis Lorente

En la ciencia política se define el término cleavage como una línea de fractura que divide a la sociedad en grupos como izquierda-derecha, centro-periferia, campo-ciudad, confesionalismo-laicidad. Esta primera vuelta de las elecciones francesas han tenido como cleavage principal la UE: europeísmo VS euroescepticismo. El resultado ha dado un resultado muy claro: la segunda vuelta será una lucha en ese terreno de lucha. Por primera vez en la historia de la V República ni la “derecha oficial” ni la “izquierda oficial” han pasado a segunda vuelta de las elecciones.

Mi hipótesis es que en estas elecciones la izquierda oficial ha mutado en la figura de Macron. ¿Es Macron de izquierdas, de centro o de centro izquierda?. Quiero recordar que Macron ha sido ministro en el gobierno de Hollande, y que ha sido apoyado por figuras socialistas importantes como el exprimer ministro Manuel Valls, la excandidata presidencial y ministra Segolene Royal, el alcalde de Lyon o el exalcalde de Paris. Además si uno mira los resultados, los departamentos en los que ha ganado Macron son aquellos en los que ganó Hollande en 2012. Y donde ha ganado Le Pen fue donde ganó Sarkozy en 2012. Por cierto, espero que algunos socialistas españoles se den cuenta que no es lo mismo unas primarias (que ganó Hammon ampliamente), que el electorado en general, pero eso daría para un artículo entero.

Y sí yo he respirado un poco más tranquilo con los resultados. Para alguien europeísta como yo es muy preocupante que el conjunto del populismo nacionalista haya obtenido más del 40% de los votos .Y sí, sumo los votos de Le Pen y de Melenchon, visitado por el líder de Podemos. Mientras Hammon o Fillon no tardaron en reconocer la derrota y solicitar el voto para Macron, junto con otros candidatos con porcentajes más modestos, Melenchon afirmó que “tiene que consultar a sus bases”.

Es muy dañoso para Europa que opciones como el Frente Nacional obtengan tan buenos resultados. Me parece que pretender en un mundo globalizado volver a modelos de relaciones de estado-nación de primera mitad del siglo XX es no entender la sociedad en la que vivimos.

Pensad en cualquier gran problema o reto que tenemos en nuestras sociedades: crisis económica mundial, el terrorismo de carácter global (en donde está el yihadismo), el reto del cambio climático, el comercio internacional con la participación de multinacionales, los movimientos poblacionales migratorios, la crisis de los refugiados, etc. ¿Podría España o cualquier otro estado miembro ser eficaz a la hora de afrontar estos retos saliéndose de la UE, es decir saliendo fuera del mercado único?. ¿Alguien cree de verdad que cerrando las fronteras y aislándonos del resto de Europa los problemas globales que tienen nuestras sociedades se van a solucionar?

Y no puedo acabar el artículo sin alabar a los institutos demoscópicos franceses. Dieron en la encuesta a pie de urna Macron 23,7% Le Pen 21,7%. Resultados obtenidos: Macron 23,9% Le Pen 21,4%.