Hamburgo, la ciudad hanseática

Situada a orillas del río Elba, que desemboca en el mar del Norte a unos 100 km de distancia, esta bonita ciudad al norte de Alemania es la segunda más grande del país con casi 5 millones de habitantes en su zona metropolitana. Además, su puerto es el segundo más grande de Europa tras el de Rotterdam (Holanda) y el noveno del mundo.

El nombre completo de Hamburgo es «ciudad libre y hanseática». Esto se debe a su historia como miembro de la liga medieval hanseática, un grupo de ciudades del norte de Europa que llegaron a controlar todo el comercio del mar Báltico.

¿QUÉ VER?

Dentro de este ambiente marinero en la ciudad se halla el barrio de Sankt Pauli, el burdel más grande del mundo con muchos locales de prostitución, striptease, bares, etc. Aquí empezaron los Beatles en el Star Club de Hamburgo. La ciudad ofrece más de 40 teatros, 60 museos y 100 lugares de música y clubes.

Después de Nueva York y Londres, Hamburgo es la tercera mayor ciudad musical del mundo. “Cats”, con casi 15 años, ha sido el musical que se ha representado más tiempo en Alemania.

Hamburgo también ofrece otros numerosos atractivos para el visitante. El lago Alster en el centro de la ciudad es único en su género, pues está rodeado por tres avenidas repletas de edificios elegantes. Desde este lugar se divisan varias torres de las iglesias de Hamburgo, cuya parte superior está cubierta de láminas de cobre que han ido adquiriendo un color verde.

A corta distancia también se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad, que es un edificio construido en estilo nórdico, también con tejado de cobre. El lago exterior, más grande de tamaño, está rodeado por casas con jardines.

Otro punto de interés es el puerto de Hamburgo, que se puede recorrer en embarcaciones de diversos tamaños, con duraciones más o menos prolongadas. En la zona portuaria existen numerosos canales, en cuyos lados se hallan los viejos almacenes.

No obstante, el casco histórico es para muchos turistas la verdadera atracción de Hamburgo. Lo más conocido es posiblemente la Chilehaus y las casas de oficinas de la plaza Burchardplatz, aunque el Sprinkenhof, el Mohlenhof y el Meßberghof son unos de los destinos turísticos más apreciados.

Por último, una parte idílica del viejo Hamburgo que merece la pena ser visitada son las Krameramtswohnungen (casas para pequeños comerciantes) que datan del siglo XVII y que se encuentran en las cercanías de la iglesia de Sankt Michaelis.

¿DÓNDE DORMIR?

HOTEL LOUIS C. JACOB

Situado en el elegante barrio Blankenese, este hotel de 5 estrellas disfruta de una increíble vista panorámica del río Elba. No obstante, el Louis C. Jacob se distingue de su competencia por varias razones, pero principalmente por ser un hotel distinguido, por su tradición y por su historia.

Este alojamiento de lujo tiene mucho que narrar a sus huéspedes, pues ostenta más de dos siglos de historia. Su origen se debe rastrear hasta 1791, y este se encuentra muy unido a un restaurante que en aquel año inauguró un horticultor de apellido Jacob. Un restaurante donde se ofrecía una importante variedad de vinos de cosecha propia. Un restaurante que llega hasta nuestros días manteniendo la misma reputación de antaño.

Algo similar sucede con el hotel, que aunque se localice en una antigua construcción, ha sido remodelado casi completamente en 1996 para atender las necesidades del turista actual, un turista que quizás prefiera la atención personalizada y el buen servicio, como el que los empleados del “Jacob” le brindarán al recién llegado, antes que el hospedaje en una de esas tantas cadenas hoteleras internacionales que abundan en las grandes ciudades del mundo.

En cambio, en el Hotel Louis C. Jacob el huésped se sentirá como en su propio hogar, disfrutando de los múltiples servicios, de empleados bilingües disponibles las 24 horas del día, siempre listos para hacer más placentera su estadía.

Gran parte de las 85 habitaciones que se ubican en las 2 plantas que posee este alojamiento ofrecen vistas panorámicas del río y los alrededores. Los cuartos están equipados con todo lo necesario para satisfacer al visitante, y decorados con lujo y estilo.

¿DÓNDE COMER?

Este hotel de diseño cuenta además con 2 restaurantes (Weinwirtschaft Kleines Jacob y Jacobs Restaurant), donde los turistas podrán disfrutar de una amplia y variada carta tanto de exquisitos platos como de vinos, muchos de estos de fabricación propia.

WEINWIRTSCHAFT KLEINES JACOB

Estamos ante un atractivo restaurante donde los anfitriones entienden mucho de vino. Son jóvenes enólogos de Alemania, Austria, Suiza, Alsacia y Tirol del Sur que han encontrado su lugar en este acogedor local. Ellos creen que en la variedad está la esencia de la vida.

Además, la ubicación del restaurante es ideal, predominando un ambiente de relax, mesas rústicas, una cálida iluminación y los mejores vinos y platos típicos de la región.

JACOBS RESTAURANT

Este lujoso restaurante puede presumir de contar con 2 estrellas Michelin en su haber, y la calidad de su cocina no ha pasado desapercibida ni en Hamburgo ni en el resto de Alemania. Todo el personal del restaurante trata la alta cocina francesa con mucho respeto y cuidado.

El menú del restaurante se basa en productos de calidad superior de origen regional, preparados con precisión y técnicas contemporáneas. No se requiere de una ocasión especial para visitar el Jacob Restaurant, pues aquí una noche típica puede convertirse en una verdaderamente especial.

En el Jacobs Restaurant podrá elegir entre menús fijos o a la carta, tal como quiera. El estilo de cocina adoptado por Jacobs Restaurant es servir comida de primerísima calidad que los huéspedes pueden reconocer a simple vista.

PARA MÁS INFORMACIÓN :::

HOTEL LOUIS C.JACOB (www.hotel-jacob.de)

WEINWIRTSCHAFT KLEINES JACOB (www.kleines-jacob.de)

JACOBS RESTAURANT (www.jacobs-restaurant.de)