Castilla y León

Los pequeños municipios de Valladolid tienen ya nuevas normas urbanísticas

El consejero de Fomento y Medio Ambiente avanza la publicación en el Bocyl de la regulación actual para 98 poblaciones vallisoletanas que utilizaban una legislación de 1996

El centenar de ayuntamientos de la provincia de Vallaodlid que carecían de planteamiento urbanístico propio ya cuenta con un marco legislativo al que acogerse. Así se lo presentaron a sus responsables del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el vicepresidente de la Diputación provincial, Víctor Alonso.

Publicidad

De este modo, las 98 poblaciones que utilizaban una normativa de 1996 contarán ahora con las Normas Urbanísticas Territoriales, elaboradas tras la firma de un convenio de colaboración entre las dos administraciones y que se trata de un instrumento básico de aplicación general que permita un equilibrio sostenible entre población, actividades productivas y protección de los valores naturales y culturales.

En este sentido, y durante el transcurso del encuentro con los regidores, Suárez-Quiñones avanzó que a partir de la próxima semana se procederá a la publicación en el Bocyl de estas nuevas reglas, a lo que seguirá en cinco o seis meses un periodo de información pública y consulta sectorial para que finalmente se aprueben de forma definitiva y entren en vigor.

En el resto de la Región se ha iniciado también el procedimiento, por lo que el consejero deseó modernizar toda la planificación urbanística de Castilla y León en esta legislatura.

Al respecto, el titular de Fomento expuso que las normas urbanísticas inciden en el día a día de los ciudadanos del medio rural puesto que ordenan los usos y determinan la actividad que se puede desarrollar en relación a los valores patrimoniales y culturales.

Publicidad

Así, el consejero señaló que los grandes municipios cuentan para ello con el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y en los de tamaño mediano, con los planes urbanístico locales.

Sin embargo, Suárez-Quiñones expuso que las pequeñas poblaciones utilizan unas normas subsidiarias debido a que no tienen ni capacidad económica, ni técnica, para dotarse de planificación urbanística. De hecho, señaló que en el caso de Valladolid, las vigentes se aprobaron hace más de 20 años, por lo que consideró que la realidad de la provincia ha cambiado.

Publicidad

De esta forma, expuso que en la provincia 98 pequeños municipios, de un total de 225, dipondrá de una nueva normativa actualizada, lo que supone el 43 por ciento. No obstante, apuntó que en ello solo viven 18.800 personas, de los 519.000 habitantes de la provincia, si bien representan el 28 por ciento del territorio.

Finalmente, el consejero de Fomento defendió la vocación «transformadorea y modernizadora» del Ejecutivo de Fernández Mañueco, que pretende actualizar el medio rural para que se produzca la llegada de más empresas e inversores.