Los empresarios, ante la prórroga de la cuarentena: “Hay que suspender el IVA, el IRPF y las cotizaciones”

La patronal Cecale apoya la medida de Sánchez de ampliar el confinamiento hasta el 25 de abril pero a cambio exige medidas “para sortear el abismo”

El presidente de los empresarios de Castilla y León, Santiago Aparicio, momentos antes de atender a la prensa
El presidente de los empresarios de Castilla y León, Santiago Aparicio, momentos antes de atender a la prensaMiriam Chacón (nombre del dueño)Ical

Los empresarios de Castilla y León se encuentran al borde un ataque de nervios, si es que no lo están ya, y gran parte del tejido productivo tiene la soga a la altura de la yugular. El presente es desolador según las primeras estimaciones que ya se han empezado a ver esta semana con los datos del paro, pero el futuro más próximo es aún peor, máxime después de que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, anunciara este sábado la ampliación del confinamiento o estado de alarma al menos hasta el 25 de abril próximo. Las medidas puestas en marcha en nuestra Comunidad para dar liquidez a las empresas y autónomos o para echar un cable a los ayuntamientos por valor de cerca de 500 millones de euros han conseguido parar este primer embate, pero no podrá con el siguiente y hace falta más financiación y medidas de carácter impositivo principalmente para que los empresarios puedan respirar.

Desde la patronal Cecale respaldan esta medida anunciada por Sánchez que se ratificará en el Congreso de los Diputados el martes con el apoyo del PP que ya lo ha adelantado y sería suficiente. Si bien, esperan a cambio algún gesto por parte del Ejecutivo central para que las empresas, y especialmente las pequeñas y los autónomos, puedan sortear el abismo al que se dirigen en caída libre debido a esta crisis sanitaria que, a su vez, está generando otra económica sin precedentes en la historia de este país por su rapidez, donde le oferta y la demanda de bienes y servicios se ha desplomado, “por imposición legal”, según apuntan fuentes de Cecale.

Y entre las medidas que piden los empresarios se encuentran las de tipo fiscal principalmente, todavía resignados y algo perplejos ante la campaña de la renta (IRPF) que se iniciaba esta semana. Así, la patronal reclama a Sánchez que de forma rápida y urgente proceda a suspender las obligaciones de pago de impuestos, como por ejemplo el IVA, el IRPF o las cotizaciones a la Seguridad Social en aquellos sectores y empresas más golpeadas por el descenso de la actividad. Un trabajo al que se ofrecen desde las organizaciones CEOE y Cepyme para detectar cuáles son esos sectores y empresas más vulnerables, y de esta forma aplicar con urgencia dicha suspensión fiscal que ya han adoptado, por otra parte, 22 países europeos y quince autonomías de este país en los tributos que les compete. “Ya no cabe ya solicitar aplazamientos, puesto que su tramitación sería en si mismo un nuevo obstáculo para muchas empresas que están ya al borde del cierre”, insisten desde la patronal.

Asimismo, reclaman que, con carácter inmediato, se amplíen a 50.000 millones de euros el valor de los avales de las líneas de crédito aprobadas por el Gobierno, para destinar este nuevo tramo especialmente para pymes autónomos. Y, para finalizar, los empresarios de esta Comunidad piden que que se flexibilicen los procesos de regulación temporal de empleo (ERTEs) y que se mantengan después de finalizar el estado de alarma. todo ello con el desafío de salvaguardar el mayor número de puestos de trabajo y, de paso, lograr que la caída de la actividad no se traduzca en mayores niveles de desempleo.