La Enfermería rechaza que se les sustituya con otros colectivos

Piden a la Junta que acuda a otras regiones a contratar a estos profesionales como ha hecho Madrid con Castilla y León, donde se han ido 200 enfermeras a trabajar a Ifema

Vigésimo quinto día de confinamiento para frenar el avance del coronavirus
Sanitarios se concentran para agradecer los apoyosFernando VillarEFE

El Consejo de Enfermería de Castilla y León alza la voz para denunciar la intención de la Consejería de Sanidad de suplir a las emfermeras por graduados que no han obtenido una plaza en el MIR, ante una supuesta falta de profesionales de esa titulación en la Comunidad. Este gremio niega la mayor y recuerda en un comunicado que en los últimos días han ido doscientas enfermeras de la Región a trabajar a Madrid.

Y se han referido, además, a la orden que este miércoles ha publicado el boletín oficial de la Comunidad que permite el cambio de sanitarios y sociosanitarios de una tarea a otra, en el caso que se requiera, dentro del periodo de alerta sanitaria. “Más de 200 enfermeras de Castilla y León se han ido a trabajar al hospital de Ifema de Madrid por la falta de previsión y 554 enfermeras de Sacyl están aisladas al resultar positivo en COVID19”, señalan desde el Consejo, mientras apuntan que la Región podría hacer lo mismo porque hay cientos de desempleadas en otras comunidades autónomas a las que se podría acudir como ha hecho Madrid.

El Consejo ha explicado que según el portal de datos abiertos de la Junta de Castilla y León se han realizado test a 1.554 enfermeras, de las cuales 614 han dado positivo y 554 están aisladas sin poder trabajar. Y se han referido a las dos provincias con más problemas por falta de personal sanitario, que son Segovia y Soria. ”En provincias como Segovia de 197 test realizados, 110, más de la mitad, dieron positivo, y hay 99 en aislamiento. En Soria se han realizado 89 test y 54 enfermeras han resultado positivo, 42 están aisladas", añaden. El Consejo ha planteado como alternativa que se cuente con las enfermeras residentes o con las enfermeras de especialidades con menor carga, o con las bolsas de empleo de enfermería de Atención Primaria o “reclutar” de otras autonomías, como ha hecho Madrid, aunque “no se ha escuchado” la propuesta