Continúa la sangría poblacional en Castilla y León, con 6.263 empadronados menos en un año

Este descenso se produce pese al incremento de los extranjeros en la Comunidad

Personas mayores observan a un grupo de escolares que se dan un chapuzón en el club de piragüismo de Valladolid
Personas mayores observan a un grupo de escolares que se dan un chapuzón en el club de piragüismo de ValladolidMiriam ChacónIcal

El envejecimiento de la población y la salida de muchos jóvenes al exterior en busca de oportunidades laborales hacen de Castilla y León una comunidad donde la sangría poblacional es más acuciante cada año que pasa. Así, a 1 de enero de este 2020, según datos difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la población de la Región era de 2.393.285 empadronados, lo que supone 6.263 menos que un año antes, la mayor caída de España en dato absoluto.

Esta caída se produce pese al incremento de la población extranjera en la Comunidad, que es de 140.374 empadronados, 10.580 más que hace un ejercicio, con un repunte del 8,1 por ciento, mientras en el conjunto nacional la población extranjera aumentó un 7,7 por ciento.

Sin embargo, a principios de este año el país tenía más habitantes que nunca, 47,4 millones, 405.048 más que en 2019, con un repunte del 0,9 por ciento, debido, sobre todo, al incremento de ciudadanos extranjeros, que superan los referidos 5,4 millones.

En los últimos 365 días la población empadronada ha aumentado en todas las comunidades autónomas, salvo en Castilla y León, Asturias y Extremadura, y la ciudad autónoma de Ceuta. Comunidad de Madrid (114.988 personas más), Cataluña (103.145) y Comunitat Valenciana (51.027) anotaron los mayores aumentos de población en términos absolutos entre el 1 de enero de 2019 y el 1 de enero de 2020 mientras las mayores reducciones se produjeron en Castilla y León (6.263 personas menos), Extremadura (4.135) y Principado de Asturias (4.094).

En términos relativos, de acuerdo a las mismas fuentes, los mayores incrementos se registraron en las Islas Baleares (1,9 por ciento), Comunidad de Madrid (1,7) y Cataluña (1,3); y los mayores descensos en Asturias y Extremadura (ambas con un –0,4) y Castilla y León (–0,3), junto con la ciudad autónoma de Ceuta (–1,1).

Del total de la población de Castilla y León, 140.374 son extranjeros, frente a los 129.794 del 2019, 10.580 de incremento.

El INE también ofrece datos sobre la población de los municipios, e indica que de los 8.131 municipios que hay en España, 5.007 tienen una población menor de 1.000 habitantes. Las comunidades con mayor número de municipios con menos de 1.000 habitantes son Castilla y León (2.009), Castilla-La Mancha (642) y Aragón (628). Por el contrario, los territorios con menor número de municipios menores de 1.000 habitantes son Canarias (uno), Región de Murcia (dos) e Illes Balears (seis).

El 20,1 por ciento de la población de España vive en municipios menores de 10.000 habitantes; y por comunidades, los porcentajes más elevados se dan en Extremadura (50,2), Castilla-La Mancha (43,7) y Castilla y León (43,3), mientras que los más bajos corresponden a Región de Murcia (3,8) y Comunidad de Madrid (5,6).