Sextuplica la tasa de alcoholemia tras parar a dormir en el arcén de una autovía en Zamora

Se trata de un hombre de 41 años de nacionalidad portuguesa

La Guardia Civil de Zamora ha investigado a un ciudadano portugués como supuesto autor de un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas después de que sextuplicara la tasa permitida tras haber parado su vehículo en el arcén de la autovía A-52 Rías Bajas para dormir.

El investigado, que la madrugada del pasado lunes realizaba un viaje entre Braga (Portugal) y Bilbao, estacionó la furgoneta en la que viajaba a la altura del kilómetro 18 de la A-52, en el término municipal de Quiruelas de Vidriales (Zamora), según han informado fuentes de la Benemérita.

El vehículo, en el que se puso a dormir, estaba estacionado en el arcén sin ningún tipo de advertencia luminosa ni colocación de los triángulos de señalización de peligro, lo que ponía en riesgo al resto de usuarios de la vía. Hasta el lugar se desplazó una unidad de Tráfico de la guardia Civil de Benavente (Zamora), que identificó al conductor, un hombre de 41 años de nacionalidad portuguesa, y comprobó que se encontraba en un estado somnoliento.

El investigado argumentó que se había parado a descansar durante el viaje pero, como presentaba síntomas de alcoholemia, se le realizó la prueba de detección de alcohol en sangre y arrojó un resultado seis veces superior al permitido.

Por ello, al hombre se le ha investigado como supuesto autor de un delito contra la seguridad del tráfico por conducir bajo la influencias de bebidas alcohólicas. El vehículo quedó inmovilizado hasta que su conductor se encontrara en condiciones aptas para poder retomar el viaje. El investigado y las diligencias instruidas ya se han puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Benavente.