La rectora de UCAV espera que haya actividad presencial “por lo menos un tiempo”

La universidad abulense inicia el curso con una previsión superior a los 3.500 alumnos

Tras cinco meses de sin actividad formativa presencia, la Universidad Católica de Ávila (UCAV) acaba de reabrir sus puertas para el inicio del nuevo curso, con todas las medidas de seguridad necesarias para garantizar la seguridad de la comunidad universitaria.

Un día donde se ha dado la bienvenida a los alumnos del primer curso del Grado en Fisioterapia, y donde ha estado presente la rectora de la UCV, María del Rosario Sáez Yuguero, ha transmitido un mensaje de tranquilidad y ánimo a los nuevos estudiantes, a la vez que se ha mostrado confiada en que pueda haber actividad presencial “por lo menos durante un tiempo”.

“Estamos ante una generación de jóvenes que no se pueden quedar atrás y en la UCAV estamos preparados para continuar adelante, para que el curso sea normal”.

“Podríamos haber empezado de manera completamente virtual porque llevamos impartiendo la enseñanza a distancia desde hace diez años. Durante el confinamiento, a partir del mes de marzo, todo siguió normal al tener con una plataforma y toda la infraestructura necesaria para que los alumnos sigan desde casa las clases en directo”, ha indicado la rectora.

Se prevé que la UCAV supere los 3.500 alumnos del curso pasado, entre los grados y posgrados oficiales.

A diferencia de otros años, María del Rosario Sáez Yuguero ha notado a los nuevos alumnos algo más serios y ha echado de menos “el bullicio de los primeros días”. La institución ha preparado un protocolo para asegurar la salud de alumnos, profesores y personal de administración, y que ha ilustrado en un vídeo claro y conciso con el objetivo de que todos sigan las indicaciones oportunas.