Burgos acoge una jornada de ‘El Domund al descubierto’ con motivo del VIII Centenario de la Catedral

La diócesis destaca por ser la más “fuerte” de Castilla y León al contar con 586 misioneros

Burgos acogerá desde el próximo domingo 4 de octubre hasta el día 18 del mismo mes una nueva jornada de la campaña del Domund, la Jornada Mundial de las Misiones, convocada por el Papa y que se celebra con el objetivo de acercar a la ciudadanía la vida misionera de la Iglesia y su “papel transformador en el mundo”. Este año, debido a la pandemia del COVID-19, el programa de actos en la capital burgalesa será más limitado que en ediciones anteriores.

El evento fue presentado esta mañana en el claustro bajo de la Catedral de Burgos, en un acto que contó con la participación del arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, el director nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP) España, José María Calderón, y el delegado diocesano de misiones de Burgos, Ramón Delgado.

Según explicó Calderón, la edición de este año se centrará en tres actividades. En primer lugar, una exposición titulada ‘El Domund al descubierto’ que refleja la historia de  más de 75 años de misiones, y en la que se puede apreciar, entre otros elementos, los carteles que a lo largo de los años han promocionado el Domund. “Es una exposición muy buena en la que se explica muy bien la tarea misionera de la Iglesia”, afirmó Calderón. Esta muestra podrá visitarse del 4 al 18 de octubre en horario de 10.30 a 14 horas y de 17 a 19.30 horas.

Asimismo, el día 4 a las 13 horas tendrá lugar la misa inaugural del Domund en la parroquia San José Obrero, que estará presidida por el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, y durante la cual se celebrará también el centenario del Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME).

Completa el cartel de actividades el tradicional pregón del Domund, que se llevará a cabo el día 14, en la Catedral de Santa María de Burgos a las 20 horas, a cargo del presidente del equipo de baloncesto de la Liga ACB Hereda San Pablo Burgos, Félix Sancho Arnáiz.

“Por la pandemia no podemos hacer más actos que teníamos previsión de hacer”, lamentó Calderón, aunque aseguró estar ilusionado porque la capital burgalesa conocerá el trabajo de muchos años a través del Domund, y que este año se presenta bajo el lema ‘Aquí estoy, envíame’, una frase que desde la OMP consideran que representa la “labor misionera y su disponibilidad”.

“El Domund forma parte de la esencia de la vida cristina”, defendió el arzobispo de Burgos, recordando el nacimiento de esta práctica y poniendo en valor la importancia de este evento, que permitió a la Iglesia “expandirse” por el mundo pese a sus limitados medios materiales.

Burgos, presente en los cinco continentes

Por otro lado, durante la presentación de este evento destacaron la importancia de la Diócesis de Burgos en el mundo, señalando que se trata de la diócesis “más fuerte” de Castilla y León debido al número de misioneros que dispone. En este sentido, delegado diocesano de misiones de Burgos, Ramón Delgado, señaló que la provincia burgalesa cuenta con un total de 586 misioneros, de los cuales 316 son hombres y 270 mujeres. Asimismo, de entre esos misioneros varones, 169 son sacerdotes diocesanos, siete son obispos, dos de ellos eméritos; y además cuenta con 127 religiosos y 13 laicos.

Por su parte, entre el número de misioneras, 255 son religiosas y 15 laicas. En este punto, Delgado apuntó que aunque está disminuyendo el número de religiosos con el paso de los años, la cifra de laicos se mantienes, lo que da cuenta de su “compromiso”.

Al hilo de esto, el delegado diocesano de misiones destacó también Burgos por su representación en todo el mundo, señalando que sus misioneros están presentes en los cinco continentes, con 409 en América Latina, 89 en Europa, 60 en África, 27 en Asia y uno en Oceanía. Asimismo, la archidiócesis burgalesa también fue la que más dinero recaudó de Castilla y León en 2019, con un total de 200.920 euros

Los misioneros en la crisis sanitaria

A preguntas de los medios acerca de cómo está perjudicando la pandemia a los misioneros burgaleses, Calderón explicó que los misioneros han tenido que “reinventarse” en esta crisis, derivando muchas de sus actividades al “nivel médico”. En este sentido indicó que al igual que en muchos países ha habido un aumento del uso de las nuevas tecnologías para mantenerse conectados, en África se está haciendo mucho uso de las radios locales, para impartir clase a los niños o para las celebraciones litúrgicas.