Guarido pide unidad nacional frente a la Covid-19 y afirma que en Castilla y León “las cosas se hace bien”

El alcalde de Zamora califica de “espectáculo deplorable” la “bronca” en el Congreso de los Diputados

“Espectáculo deplorable”. Así ha calificado el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, la “bronca” en el Congreso de los Diputados, por lo ha solicitado “unidad nacional” frente a la Covid-19, algo que desde su punto de vista tanto en Castilla y León como en la provincia zamorana “se está haciendo bien”

También ha lamentado, en las redes sociales, la “bronca permanente a cuenta de la pandemia”, algo que ha querido calificar como “berrea” pero no lo ha hecho porque “al menos la berrea es digna de ver”.

En cambio, en su opinión, los desencuentros a cuenta de la cCovid-19 entre formaciones políticas constituyen un espectáculo deplorable que “no merece tantos minutos” en los medios de comunicación, “encalla y polariza” la opinión y hace que prime “el teatro de la rencilla verbal” frente a “los problemas reales de la calle”.

Sobre la reunión con el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, no ha querido realizar muchas valoraciones aunque ha explicado que su postura ha sido la de que los alcaldes están para ayudar en una organización de estrategias frente al nuevo coronavirus que debe ser “piramidal”.

A su juicio, debe ser el Estado el que marque las líneas a seguir, las Comunidades autónomas, con sus diferencias, deben apoyar esa estrategia y los alcaldes deben ejecutarla en “lo que buenamente podamos”. En el caso de que haya discrepancias, Guarido ha considerado que se deben decir internamente ya que hacerlo públicamente hace “perder fuelle” a todas las Administraciones y “desanima” a los ciudadanos.

El alcalde de Zamora, único de IU en una capital de provincia española, ha sostenido que la pandemia no debe ser una guerra política y que esa guerra hay que dejarla para después porque “ahora toca unidad de acción en la estrategia frente al problema”, informa Efe.