“Músicaconciencia”, nueva exposición temporal del Museo de la Ciencia de Valladolid

El recorrido incluye un centenar de instrumentos musicales y una veintena de variados experimentos

El Museo de la Ciencia de Valladolid ha inaugurado la nueva exposición temporal “Músicaconciencia”, con la asistencia de la concejala de Cultura y Turismo, Ana María Redondo. Una propuesta de la asociación cultural “La Chaminera En-cantada” cuyo objetivo es mostrar la relación entre la música y la ciencia.

¿Por qué el espacio exterior es silencioso? ¿Cómo oyen las serpientes si no tienen oídos? ¿Por qué suena tan bien mi voz en la ducha? ¿Cómo podía componer Beethoven tras quedarse sordo? La exposición ‘Músicaconciencia’ invita a los visitantes a resolver éstas y otras preguntas a través del descubrimiento y la participación activa.

En esta línea, y al igual que las corrientes educativas mejor valoradas, la exposición apuesta por la transversalidad en su recorrido para dar a conocer los aspectos comunes del arte musical y diferentes áreas de la ciencia como la física, que estudia los fenómenos implicados en la producción del sonido; las matemáticas, sobre las que se asientan las bases de las escalas musicales; o la química, que ha permitido mejorar los materiales y tecnologías empleados en la construcción de los instrumentos musicales.

Durante el recorrido, los visitantes encontrarán paneles informativos con explicaciones claras y sencillas; un centenar de instrumentos musicales, entre los que se incluyen algunos tan desconocidos como el bulbul taran, el hulusi o el kamanche; y una veintena de variados experimentos que permitirán observar el efecto de las pulsaciones en las cuerdas, ver cómo el sonido hace vibrar unas copas cantarinas o ensayar una melodía en un conjunto de botellas de agua.

Por otro lado, la exposición muestra la historia de la grabación y la reproducción de la música, desde las primeras cajitas de música hasta los más modernos iPhone, pasando por hitos históricos tan importantes como el polyphon, el aristón, el fonógrafo, el gramófono o el tocadiscos. Además, se incluyen diferentes soportes de grabación de todos los tiempos: cilindros, discos de metal, pizarra, cartón, vinilo, cinta magnética, policarbonatos…

María José Menal y Ángel Vergara, creadores y comisarios de la exposición, señalan que este proyecto pretende mostrar que “la música es un vehículo que ayuda a comprender el mundo que nos rodea”, a la vez que señalar que “las áreas de la ciencia no funcionan como compartimentos estancos, sino que están presentes de múltiples formas en la vida cotidiana de las personas”.

Una interesante propuesta que permanecerá en la sala L/90º del Museo hasta mediados de mayo de 2021, y cuya entrada tendrá un precio general de dos euros y de un euro para los beneficiarios de la modalidad reducida.