La remozada Colegiata de Medinaceli abre sus puertas al culto y al turismo tras una inversión de 400.000 euros

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, visita la villa ducal soriana y celebra la restauración de la Colegiata porque “permitirá legarla a las futuras generaciones en las mejores condiciones”

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, visita las obras de restauración de la Colegiata de Santa María de la Asunción en Medinaceli
El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, visita las obras de restauración de la Colegiata de Santa María de la Asunción en MedinaceliConcha OrtegaAgencia ICAL

La Colegiata de Santa María de la Asunción de la villa de Medinaceli abre de nuevo sus puertas al culto y al turismo, tras la restauración de la crujía norte, unas obras que han contado con una inversión de 400.000 euros por parte de la Consejería de Cultura y Turismo y que tratan de devolver el esplendor a este templo que forma parte del conjunto histórico.

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, presentó junto el obispo de Osma-Soria, Abililio Martínez Varea y el alcalde de Medinaceli, Felipe Utrilla, las obras de recuperación y puesta en valor de la Colegiata de Santa María de la Asunción; “un templo, muy querido por todos los sorianos y que además constituye un hito monumental de singular importancia, tanto por su gran relevancia histórica, como por su calidad monumental y arquitectónica” agregó.

Ortega significó además que los 400.000 euros que la Junta destinó para la rehablitación de la Colegiata se debe ver como una inversión y no como un gasto, ya que “se invierte en el patrimonio y se le da un nuevo uso, el primigenio religioso, y el turístico ya que ese el patrimonio el petróleo de la Comunidad”. “La inversión permitirá legarlo a las futuras generaciones en las mejores condiciones”, destacó.

La Colegiata de Santa María de la Asunción tiene su origen en un edificio medieval, sobre el que erige el actual edificio a comienzos del siglo XVI y sus trazas fundamentales concluyeron hacia 1540. Fue elevado a la dignidad de colegial en 1566. La Consejería destacó que la Colegiata es uno de los ejemplares más elegantes y armoniosos del gótico soriano. Su traza es sencilla: nave única, alta y espaciosa, dividida en tres tramos rectangulares, capilla mayor pentagonal, coro bajo a los pies y dos series de capillas dispuestas a los lados, todas ellas levantadas en época barroca, excepto la que, en el lado de la Epístola, comunica con el tramo central de la nave, que es coetánea a las obras de ésta.

A finales del siglo XX, fue objeto de una profunda intervención, promovida por la Fundación del Patrimonio Histórico. Posteriormente, en 2015, se llevaron a cabo obras de repaso del tejado de la nave central de la Colegiata. Las filtraciones existentes en esta zona, que incluye el acceso, habían deteriorado los revestimientos interiores. Por otro lado, en la sala capitular habían desaparecido los revestimientos, pavimentos y el cuerpo de comunicación con el llamado mirador de los Duques. En su conjunto, esta crujía, que no presentaba problemas estructurales, requería una intervención.

Detalle de las obras

La actuación ha tenido como objetivo la recuperación de la estanqueidad del edificio, cubiertas y paramentos en la nave y portada norte. Cabe destacar entre las obras acometidas, cuya cuantía asciende a casi 400.000 euros, la recuperación de la portada gótica original del lado norte, la recuperación de los revestimientos interiores de la sala capitular y del acceso y alfarjía del llamado mirador de los Duques.

“Esta intervención se suma a las numerosas acometidas en los distintos bienes de interés cultural del conjunto histórico de Medinaceli, villa condal y ducal, con una inversión acumulada de 5,2 millones de euros. Entre ellas, destacan las actuaciones de consolidación llevadas a cabo en el Palacio Ducal o las intervenciones sobre el patrimonio arqueológico”, recordó.

El consejero aseguró que “todos estos elementos del pasado son los recursos del futuro. El Patrimonio Cultural constituye un verdadero recurso económico. Se trata, hoy más que nunca, de poner de relieve este potencial que la historia y el arte de nuestra Comunidad pueden ofrecer como oportunidades revitalizadoras”.

Asimismo, señaló que desde la Consejería de Cultura y Turismo se apuesta por la conservación, protección, difusión y puesta en valor del patrimonio, “que permiten aprovechar uno de los activos económicos más sólidos y no deslocalizables del territorio, convirtiéndolos en un valioso motor de desarrollo socioeconómico y elemento fundamental en la lucha contra la despoblación”. Igualmente ha animado a Medinaceli a seguir trabajando por el futuro a partir del patrimonio y de la cultura, y a hacerlo en unión de las localidades más próximas con las que comparte esta riqueza patrimonial y natural.