El DA2 celebra los 20 años de la capitalidad cultural europea de Salamanca

La exposición incluye una selección de 113 obras de 97 artistas con amplia presencia de autores salmantinos

Carlos García Carbayo junto con los organizadores de la muestra en el DA2
Carlos García Carbayo junto con los organizadores de la muestra en el DA2 FOTO: Ayto. Salamanca

El centro de arte contemporáneo, DA2, acoge una gran exposición conmemorativa del vigésimo aniversario de la capitalidad cultural europea de Salamanca con fondos de la colección del propio centro y de la Fundación Coca-Cola.

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, que ha participado en la presentación de esta muestra ha recordado cómo, hace veinte años, la ciudad transformó la antigua prisión provincial en un centro de arte que se ha convertido “en un foro abierto que da voz y protagonismo a diferentes lenguajes artísticos”. Además, ha agradecido a la Fundación    Coca-Cola que eligiera el DA2 para depositar su colección de arte contemporáneo, “un matrimonio fructífero que ha cumplido ya catorce años y que ha dado como fruto más de una veintena de exposiciones conjuntas”.

Carlos García Carbayo junto con los organizadores de la muestra en el DA2
Carlos García Carbayo junto con los organizadores de la muestra en el DA2 FOTO: Ayto. Salamanca

La directora de la Fundación Coca-Cola, Beatriz Osuna, ha señalado en su intervención: “En Coca-Cola tenemos un compromiso histórico con la promoción del talento de los jóvenes españoles, para que tengan la oportunidad de expresarse, desarrollar todo su potencial y en definitiva crecer como personas. Para nosotros es un orgullo haber contribuido, a lo largo de todos estos años, al surgimiento y empoderamiento de tantos jóvenes autores cuyas obras forman ya parte de nuestro patrimonio cultural”.

La muestra, que lleva por título “El vértigo de la vida moderna: 20 años de la Colección DA2″ y Colección Fundación Coca-Cola, ha sido comisariada por Paco Barragán y establece una fascinante comparación entre las vanguardias de inicios del siglo XX y el arte contemporáneo de inicios del siglo XXI.

Carlos García Carbayo inaugura la exposición
Carlos García Carbayo inaugura la exposición FOTO: David Arranz www.davidarranz.com Agencia ICAL

Tal como explica Paco Barragán “la exposición afronta el vértigo que supuso para el ser humano la vida moderna, tanto ayer como hoy. Las obras de las colecciones del DA2 y Fundación Coca-Cola nos muestran cómo el artista contemporáneo hereda y continúa de manera crítica la práctica artística de los artistas de las vanguardias clásicas, actuando como puente o correa de transmisión. Es innegable que los inicios del siglo XXI se parecen mucho a los del siglo XX. La historia no deja de repetirse, aunque adopte un disfraz diferente y los protagonistas muden sus nombres”.

La exposición

La exposición “El vértigo de la vida moderna” se articula en tres flexibles ejes que funcionan a modo de vasos comunicantes: Impresiones, Expresiones y Transgresiones.

En la primera sala se apela desde un punto de vista museológico y museográfico al montaje impresionista y la impresión que sigue causando en el artista el retrato de la vida moderna. Encontramos aquí obras que exploran el color y la luz, el espacio urbano, la figura humana, el orientalismo, los espacios interiores o el paisaje y lo atmosférico.

Inauguración de la exposición "El vértigo de la vida moderna"
Inauguración de la exposición "El vértigo de la vida moderna" FOTO: David Arranz www.davidarranz.com Agencia ICAL

En la segunda sección se recogen obras de artistas que expresan su descontento y su necesidad de cambiar el mundo. Comparten sus sentimientos a través de un gesto abstracto o figurativo, el sonido y el color. Nos hablan entre otros de la guerra y la violencia, de la ansiedad y de la angustia.

En la última sección, que ocupa tanto la parte de arriba como la de debajo de la sala central del DA2, se exponen obras que apelan a lo onírico, lo fantástico y lo irracional, como también a temas como la sexualidad, la raza, la identidad o el género. Subyace en ellas un espíritu transgresor.