Mitjà y Clotet inician un ensayo para curar la covid con plasma de personas que han pasado la enfermedad

Quieren probar el tratamiento en mayores de 50 años con síntomas leves y moderados

Extracción de plasma de enfermos de covid-19 para estudio médico
Josep, un paciente recuperado de covid-19 se somete a una extracción de plasma convaleciente que contiene anticuerpos. EFE/Enric FontcubertaEnric FontcubertaEFE

La ciencia es probar, equivocarse, volver a probar y a veces acertar. En la primera ola de la pandemia, un ensayo clínico liderado por el infectólogo Oriol Mitjà en el hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, ayudó a descartar la hidroxicloriquina para previnir y tratar la COVID-19. Y ahora, los hospitales ya no pierden el tiempo administrando un fármaco que no ayuda a mejorar la infección. Con el mismo espíritu de ayudar a combatir la COVID-19, los doctores Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet vuelven a liderar un ensayo que tiene como objetivo evaluar la eficacia del tratamiento con plasma convaleciente en personas mayores de 50 años con covid leve o moderado que no hayan sido hospitalizadas. Esta vez, la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas, colabora con el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, Grífols, el Banco de Sangre y Tejidos, el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, además del Instituto de Salut Global de Barcelona (ISGlobal) y la Direccción de Atención Primaria Metropolitana Norte.

Hay diferentes ensayos con plasma de personas que han pasado la enfermedad recientemente y tienen anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2 que puede complementar y estimular el sistema inmunitario de los pacientes con covid. También ensayos con anticuerpos sintéticos. Donald Trump recibió uno de estos tratamientos: 8 gramos de REGNCOV2, un cóctel de dos anticuerpos monoclonales. Los anticuerpos monoclonales son copias sintéticas creadas en un laboratorio a partir de un clon de un anticuerpo específico hallado en la sangre de una persona recuperada. La idea es que estas proteínas neutralicen el virus. Pero es un tratamiento muy caro. Cuesta 6.000 euros.

El trasplante de plasma es más económico. Grífols está probando su inmunoglobulina hiperinmune anti-SARS-CoV-2 producida a partir del plasma de donantes sanos que se han recuperado del Covid-19 y que cuenta con una concentración elevada y consistente de anticuerpos protectores contra el nuevo coronavirus. Pero lo está probando con pacientes hospitalizados. Y el ensayo de Clotet y Mitjà quiere inyectar el plasma antes, en pacientes con síntomas leves o moderados para saber si un tratamiento temprano de la enfermedad con esta fórmula permite frenar su progresión, reducir la gravedad y la duración de los síntomas.

Es una terapia segura porque ya se ha probado para detener otras enfermedades como el SARS-CoV-1, la pandemia de virus de influenza en el H1N1 o la MERS-CoV-2 de 2012.

¿Cómo se hará?

Este estudio constará de un ensayo aleatorizado. Habrá dos grupos que además del tratamiento habitual contra la covid, recibirán plasma convaleciente o placebo. Además de asignar el plasma de manera aleatoria, ni el equipo médico ni los investigadores sabrán a qué grupo pertenece cada paciente. El plasma convaleciente y el de placebo se administrarán en el hospital con una infusión endovenosa de 30-40 minutos de duración el primer día de estudio. Antes se comprobará la compatibilidad del grupo sanguíneo.

En la primera visita, además, se hará un chequeo para obtener las constantes vitales, se hará una extracción de sangre y se tomará una muestra nasofaríngea. Tras la transfusión, los pacientes tendrán un seguimiento médico durante dos meses. Los primeros 14 días, los enfermos se tomarán la temperatura en casa y completarán un cuestionario electrónico de síntomas. El equipo de investigación, en paralelo, les hará un seguimiento telefónico los días 3, 14 y 60. Además, el día 7 el personal sanitario visitará a los participantes en casa para tomar otra muestra nasofaríngea y extraerles sangre. El día 28, harán otra visita.

Para poder llevar a cabo este ensayo, los investigadores han hecho un llamamiento a la ciudadanía. Necesitan 400 pacientes mayores de 50 años que hayan dado positivo de covid con una PCR y tengan síntomas que no requieran hospitalización desde hace menos de 5 días. Están llamados a participar pacientes de las áreas sanitarias de Barcelona, Metropolitana Norte y Sud. Se pueden apuntan a través de www.estudiconvert.org o a través de este correo: estudicovid19@flsida.org.

Por otro lado también se necesita plasma de personas que hayan superado la enfermedad hace más de 28 días y menos de 3 meses.