Más de 25.000 jóvenes de Barcelona dejaron de pagar su vivienda por la pandemia

La tasa de paro entre los menores de 34 años, según la encuesta municipal, se ha duplicado en apenas unos meses

Imagen de archivo de una vivienda en alquiler EUROPA PRESS - ARCHIVO

El Ayuntamiento de Barcelona ha hecho pública esta mañana la Encuesta de la Juventud de Barcelona 2020 que, como todo lo que rodea este año a la pandemia, arroja unos resultados preocupantes. Unos 25.000 jóvenes de Barcelona -un 5,7%- no han podido hacer frente a algún pago de su piso desde el inicio de la pandemia. La encuesta, en cualquier caso, recoge las condiciones de vida, los hábitos y los valores de los jóvenes barceloneses con edades comprendidas entre los 15 y los 34 años.

La fotografía sobre la juventud explica que el 58% no ha nacido en Barcelona, de éstos, el 33,2% ha venido por motivos laborales, el 27,3% por estudios y el 21,6% con la familia. De los jóvenes no nacidos en Barcelona, el 64,4% son de nacionalidad española, el 7,5% de países de la Unión Europea y el 28,1% de fuera de Europa. Las formas de convivencia de los varía en función del grupo de edad; de los 18 al 24 años, el 64,5% viven con el padre y/o la madre; entre los 25 y 34 años, el 76% viven emancipados, conviviendo principalmente con la pareja (un 41%) o compartiendo piso con amigos (22%).

El concejal de Infancia, Juventud, Ancianos y Personas con Discapacidad, Joan Ramon Riera, ha presentado los datos y ha explicado que el 49% de los jóvenes indican que la situación económica de su hogar ha empeorado durante los primeros meses de la crisis, en contraposición a un 5,4% que asegura que ha mejorado, y el 24% indica que ha tenido más dificultad para pagar los gastos relacionados con el hogar.

En el ámbito laboral, la tasa de paro entre los jóvenes se ha duplicado pasando del 7,2% en julio de 2019 al 13,3% en junio de este año, y ha afectado especialmente a la población migrada (17,6%) por encima de los jóvenes nacidos en España (9,4%). En el ámbito educativo, más del 80% de los jóvenes de entre 15 y 29 años asegura que la Covid-19 afectó en su formación educativa: 37% indican que bajó su rendimiento, un 14,5% afirman que han mejorado en los estudios y un 4% ha tenido que dejarlos. Además, el 60% de los jóvenes consultados creen que la crisis generada por la Covid-19 los afectará de manera negativa o muy negativa en su futuro.