Cae banda de asaltantes de casas que actuaba en varias comarcas de Alicante

El grupo estaba considerado como grupo “muy esquivo” y “altamente especializado”

Alicante.- Sucesos.- Cinco detenidos por asaltar viviendas y llevarse coches y tarjetas en Orihuela Costa
Uno de los coches recuperados GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha desarticulado una banda especializada en el robo en viviendas que actuaba desde Orihuela-Costa hasta Alfaz del Pi, en la provincia de Alicante, tras detener a sus cinco presuntos integrantes, uno de ellos cuando se disponía a abandonar el país.

Los arrestados están acusados de diez robos con fuerza en viviendas, dos robos con violencia e intimidación, dos hurtos, dos delitos de estafa (mediante el uso fraudulento de tarjetas de crédito), dos delitos de lesiones, un delito de sustracción de vehículo, otro de atentado a agente de la autoridad y un delito de resistencia y desobediencia.

Las detenciones se llevaron a cabo en Pilar de la Horadada y en Torrevieja, después de una investigación iniciada en agosto pasado por la Guardia Civil de esa primera localidad a raíz de un repunte de los robos en viviendas en la zona de Orihuela-Costa, según un comunicado del instituto armado.

Los sospechosos cuentan con numerosos antecedentes delictivos y formaban parte de un grupo considerado por la Guardia Civil como “itinerante”, “muy esquivo” y “altamente especializado”.

Los investigadores constataron que los ladrones aprovechaban los asaltos a las viviendas para apropiarse también de las llaves de los vehículos que allí se encontrase aparcados, los cuales eran sustraídos para perpetrar otras actividades ilícitas. Por ejemplo, se desplazaban con el coche sustraído hasta otras localidades limítrofes donde vaciaban la cuenta bancaria de la víctima a la que habían robado en su casa con anterioridad, empleando para ello su tarjeta bancaria.

El uso de los vehículos robados les posibilitaba cambiar de transporte con facilidad y no ser fácilmente reconocidos, según la Guardia Civil. También cometían robos con violencia e intimidación, para lo cual buscaban víctimas de avanzada edad o más vulnerables, una de las cuales tuvo que ser operada a causa de las lesiones que sufrió a manos de los ladrones.

En una primera fase de la operación del instituto armado, el pasado 17 de enero, los agentes apresaron a uno de los cabecillas del grupo, un argelino de 42 años, cuando se disponía a abandonar el país.

En una segunda fase, desarrollada este mes, fueron capturados en Torrevieja otros tres supuestos miembros de la banda -dos argelinos y un marroquí, de 53, 23 y 20 años, respectivamente-, que se enfrentaron violentamente a los agentes para evitar ser detenidos.

Uno de ellos, el considerado más peligroso, tenía, además, una orden judicial de búsqueda y detención. Finalmente, el pasado día 17, se dio por concluida la operación con la detención de una mujer, también marroquí, de 27 años, en Pilar de la Horadada.Los dos responsables del grupo han ingresado en prisión preventiva, mientras que los tres restantes detenidos han quedado en libertad provisional, a la espera de juicio, según la Guardia Civil. Entre los efectos sustraídos, los agentes han recuperado dos vehículos.