Marzà carga contra el Supremo: “Menosprecia la lengua y las competencias propias”

La Generalitat recurrirá el fallo del Alto Tribunal que dice que las comunicaciones deben traducirse al castellano

La Generalitat recurrirá ante el Tribunal Constitucional el fallo del Supremo que confirma la nulidad de parte de los preceptos del decreto del Consell que regula los usos institucionales y administrativos de las lenguas oficiales (castellano y valenciano) en la Administración de la Generalitat.

El Alto Tribunal, en su sentencia hecha pública este lunes, considera que parte de ese decreto carece de cobertura competencial y vulnera la Constitución, algo que según ha tuiteado el conseller de Educación y Cultura, Vicent Marzà, “menosprecia la lengua y las competencias propias” de la Generalitat.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de TS se ha pronunciado así sobre el recurso de casación interpuesto por la Generalitat y el sindicato de la enseñanza STEPV contra la sentencia 319/2018, que estimaba parcialmente el recurso presentado por dos diputados autonómicos del PP, Jorge Bellver y María José Ferrer, y declaraba la nulidad de dichos preceptos del decreto del Consell al considerar que el uso de lenguas en la administración tiene un carácter “excluyente” sobre el castellano.

“Desde la Generalitat se considera que esta sentencia que determina que no se pueden compartir documentos en valenciano con otros territorios del mismo ámbito lingüístico afecta al autogobierno porque niega que la Comunitat tenga competencia para determinar y regular el alcance y los efectos de la lengua cooficial”, señala el comunicado de la Conselleria al que ha tenido acceso Efe.

Asimismo, señala que la sentencia del Supremo “no tiene presente la denominación de nuestra lengua” por parte de la Acadèmia Valenciana de la Llengua o de la Real Academia Española ni “los diferentes pronunciamientos del Tribunal Constitucional al respecto”. Desde la Conselleria se insiste en que el decreto en cuestión “no supone ninguna discriminación respecto al uso del castellano en la Comunitat Valenciana”.