Trabajadoras del hogar denuncian el impago de las ayudas anunciadas en marzo

Están excluidas además del Estatuto General de Trabajadores

La Asociación Intercultural de Profesionales del Hogar y los Cuidados (AIPHyC), con el respaldo de la Confederación General del Trabajo del País Valenciano y Murcia (CGT PVyM), ha denunciado el impago del subsidio extraordinario por desempleo a las trabajadoras del hogar, aprobado a finales de marzo por el Gobierno español.

Las trabajadoras del hogar, representadas en dicha asociación, responsabilizan asimismo al estado español de "la discriminación institucional, social y política por acción, omisión, inacción, invisibilización y exclusión consciente e inconsciente" a la que, aseguran, se ven sometidas las profesionales del sector.

Así lo han manifestado este martes en una rueda de prensa conjunta con la Confederación General del Trabajo del País Valenciano y Murcia, en la sede de Valencia del sindicato, para denunciar la “falta de voluntad política para resolver los impagos del subsidio extraordinario por desempleo que el gobierno español aprobó a finales del mes de marzo, en el segundo paquete de medidas destinado a paliar los efectos de la crisis derivada del coronavirus”.

Marcela Bahamón, miembro de AIPHyC, describe el sector como “altamente feminizado, compuesto por un 95 por ciento de mujeres precarizadas, la mayoría indocumentadas que se ven obligadas a trabajar en condiciones de explotación laboral”.

Ha explicado además que están excluidas del estatuto general de trabajadores y con ello del "derecho a la prestación por desempleo, ni ningún subsidio que dependa de éste, al no tener patronal identificada tampoco se les reconoce derecho a convenio colectivo y en el caso de las trabajadoras internas lo habitual es trabajar más de 60 horas semanales".

Bahamón ha denunciado asimismo que "en la mayoría de hogares se asombran cuando exigen el SMI y darse de alta en la seguridad social".

El 4 de mayo, recuerda este colectivo, apareció publicado en el BOE, en el marco de las ayudas para paliar la crisis provocada por la COVID-19, el acuerdo de gobierno por el que se reconoce el subsidio extraordinario de desempleo para las trabajadoras del hogar, pensado para 35.000 trabajadoras.

Ese mismo mes ya se presentaron 27.000 solicitudes de las que "hasta ahora ni el 1% ha cobrado el subsidio", denuncia Marcela Bahamón.

"No exigimos limosnas ni nada a lo que no tengamos derecho, exigimos equidad y que se nos respete como un trabajo fundamental que somos", concluye la representante de AIPHyC.

Desde la asociación exigen la derogación de la enmienda 6.777 a la Ley de Presupuestos del Estado de 2018, con la que el PP atrasó en cinco años el Real Decreto 1620/2011 que permitiría a las trabajadoras del hogar cobrar el paro desde enero 2019.

También reclaman “modificar la ley de extranjería que ampara los abusos a las trabajadoras del hogar y población migrante, además de la ratificación del convenio 189 y 190 de la OIT para que el sector sea reconocido institucional y laboralmente como cualquier otro sector laboral en derechos y obligaciones y se pauten medidas de seguridad para castigar y prevenir abusos laborales”.