El presidente Sánchez pide disciplina durante estos seis meses para vencer otra vez a la pandemia

Confía en que el mes de mayo, con las nuevas vacunas y la llegada del buen tiempo, suponga el final de la pandemia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al Museo de las Ciencias de Valencia donde presenta el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española, que pretende impulsar una nueva modernización del país y hacer frente a la crisis generada por la pandemia.Manuel BruqueEFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado esta mañana en Valencia, durante la presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que “tenemos seis meses en los que necesitamos la mismas disciplina colectiva que en la primera ola”.

Ha dicho que solo la disciplina colectiva puede vencer al virus. “Vencimos a la primera ola y ahora hemos de actuar con la misma moral de victoria”.

Sánchez ha expuesto que esta segunda ola tiene características diferentes y por lo tanto la estrategia también es diferente, y la ha basado en tres pilares:

-Indicadores comunes homologados.

-Repertorio de acciones acordadas en común y respaldados por el Estado de Alarma. Desde la limitación de la movilidad en horario nocturno y a reducción de reuniones, y otras de competencia autonómica como los cierres perimetrales o de ciertas actividades.

-Evaluación común que permite verificar la situación de cada una de las comunidades autónomas y que dará datos sobre la efectividad de las medidas adoptadas en cada una en dos o tres semanas.

El presidente del Gobierno ha dicho estar convencido “de que vamos a volver a doblegar la curva y a lograr una incidencia acumulada de 25 contagios por cada 100.000 habitantes cada catorce días”.

Sánchez ha apuntado hacia la luz del mes de mayo: “las nuevas vacunas podrían estar listas para ese momento, acompañado además del cambio de estación”.

El titular del Ejecutivo ha recordado que “en marzo se detuvo toda nuestra perspectiva de cambio” y ha repasado que “lo primero que hicimos fue salvar vidas con todas las herramientas, como el Estado de Alarma, y con un escudo económico y social sin precedentes. Movilizamos hasta 200.000 millones de euros, el 20 por ciento de nuestra capacidad de riqueza anual a proteger empresas y trabajadores autónomos”.

Ha dicho que 3,4 millones de trabajadores fueron protegidos con los ERTE y que más del 80 por ciento ha vuelto a trabajar y ha destacado que la prestación extraordinaria para autónomos ha beneficiado a millón y medio.

También ha destacado que 216.000 familias han sido protegidas por la moratoria de la deuda de la hipoteca, la prórroga de contrato de alquiler o la suspensión de los desahucios para vulnerables sin alternativa habitacional.

También ha puesto en valor que “en plena pandemia hemos puesto en marcha el ingreso mínimo vital que ha permitido alcanzar la protección de 136.000 hogares donde viven más de 400.000 personas”.

Y ha concluido que a la furia de la pandemia “había que responder con la misma intensidad. Resistir para avanzar”.