Cine

¿Es este 2019, parecido al que ilustraba "Blade Runner"?

La famosa película de ciencia ficción representó como sería la vida en este nuevo año y la realidad se parece poco a la ficción

Quién no habrá visto Blade Runner, unas de las películas de ciencia ficción más famosas del cine. En 1982, año en que se estrenó la película, generaba una sensación de intriga por saber si la vida 2019 sería semejante a la que ilustraba el film en aquella época. Si usted es usted un lector que aún no ha tenido el placer de haber visto esta obra maestra del cine, Blade Runner es una película que ambientaba la vida en Los Ángeles en este mismo año que acaba de dar comienzo. La trama trataba sobre un cuerpo policial, que era conocido por el mismo nombre que da el título al film, encargado de buscar, encontrar y matar a los replicantes, unos humanos modificados genéticamente hasta tal punto de tener el mismo aspecto físico que los humanos y con mayor fuerza física. Estos androides eran esclavos en las colonias exteriores a la Tierra pero algunos habían escapado y se encontraban ocultos, huyendo de la policía, en nuestro planeta. Bajo este argumento, la película ilustra el 2019 pero, ¿qué aspectos de la ficción se han plasmado en la realidad y cuáles no?

Publicidad

El 2019 de Blade Runner en comparación con el 2019 actual

A primera vista salta la diferencia entre lo ficticio y lo real en cuanto a ingeniería genética se refiere. La película crea a los replicantes, estos "humanos"que tienen alteraciones en sus genes con la finalidad de que realicen trabajos forzosos y complicados. Hoy en día, la robótica no ha avanzado tanto como para crear seres humanos artificiales destinados a realizar unas labores concretas y solamente se han fabricado robots que tienen un gran parecido en lo físico pero totalmente alejados a nosotros en cuanto a capacidades mentales y sentimentales.

Asimismo, el lugar más lejano que se ha llegado a pisar fuera del globo terráqueo es La Luna y se espera que en un futuro no muy lejano, algún ser humano pueda poner pie en nuestro vecino Marte. Pero la realidad está muy alejada, en este terreno, de la ficción. Aún queda un largo recorrido hasta establecer una colonia humana en un lugar que no sea La Tierra, algo que Blade Runner si que ilustraba que sucedería en 2019. En cuanto a los coches, los vehículos actuales siguen necesitando 4 ruedas para circular y no vuelan, como en la película.

Publicidad

Pero el director de Blade Runner, Ridley Scott, si que acertó en alguno de sus pronósticos sobre el futuro. La película representaba una versión de Los Ángeles muy futurista, iluminada por grandes pantallas que daban colorido a la ciudad norteamericana, algo que es muy común en las zonas más transitadas de las grandes metrópolis mundiales. Además, la polución y la lluvia ácida estaban muy presentes en las andaduras de actores como Harrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young o Daryl Hannah, protagonistas de la película. El mundo actual está sensiblemente afectado por la contaminación que, como no se redirija el camino tomado en cuanto a la destrucción ambiental, puede augurar un futuro muy parecido al de Blade Runner.

Publicidad