Los 13 personajes más terroríficos del cine

En Halloween, muchos se disfrazan de ellos y el resto del año son temidos desde la pantalla

Una película de miedo es un buen plan para Halloween

En Halloween, muchos se disfrazan de ellos y el resto del año son temidos desde la pantalla: estos son los seres de película que más miedo causan, con el número 13 como referencia.

¿Qué tienen las niñas pequeñas de largos cabellos oscuros y ataviadas con camisones blancos para dar tanto miedo? Las niñas del "Exorcista"del «Aro» son algunas de ellas. Payasos y juguetes pueden dar tanto miedo como el peor de los monstruos y, si no, que se lo digan a quienes temblaron con "Pennywise"o "Chucky". A veces son los propios humanos los que, dentro de la ficción, causan pavor: Hannibal Lecter, Norman Bates o Michael Myers son algunos ejemplos.

“Todos flotan... Y tú también flotarás”. Es una de las frases que han quedado para el recuerdo gracias a “Pennywise”, el payaso bailarín de “It”. La coulrofobia es uno de los temores más comunes, y la ficción ha querido valerse de ella. Primero en la novela de Stephen King, y después en las películas de 1990 y 2017, el antagonista de la historia es un temible devorador de niños que ha elegido un disfraz, en apariencia inofensivo y amigable, para estos: el de un payaso.

Norman Bates

Muchas veces, aquello que más tememos se corresponde a criaturas de fantasía y horror. Sin embargo, hay ocasiones en las que es otro ser humano la causa de nuestros temores. Y si no, que se lo digan a todos los que han temblado de miedo viendo “Psicosis” (1960), el filme de Alfred Hitchcock.

Anthony Perkins fue el encargado de dar vida al dueño de una de las sonrisas más aterradoras del cine, un asesino en serie sin escrúpulos y cuyos problemas mentales y carácter obsesivo habían convertido al humano en monstruo. Y además, un personaje cuyo leitmotiv inspira verdadero pavor.

Michael Myers

A la saga “Halloween”, cuyo nombre viene que ni pintado en estas fechas (y, por tanto, parece que estamos en el mejor momento para hacer una maratón de sus distintas entregas), se le atribuye el mérito de reinventar, o incluso crear, el género “slasher”, es decir películas de terror en las que todo gira en torno a un asesino múltiple cruento y de apariencia normalmente perturbadora.

Su protagonista, Michael Myers, viste un mono de mecánico, cubre su rostro con una máscara blanca y tiene como arma predilecta un cuchillo de cocina. Eso, y muchas ganas de matar... Durante la fiesta de los Santos Difuntos.

La niña del exorcista

Se llamaba Regan MacNeil en la ficción, y la encarnaba la actriz Linda Blair. Pero, para muchos, será siempre recordada como “La Niña del Exorcista”, de la película “The Exorcist” (1973), dirigida por William Friedkin y basada en la novela homónima de William Peter Blatty, guionista del filme.

Para la posteridad han quedado escenas como la de la pequeña Regan con su camisón blanco, poseída por el demonio, bajando las escaleras mientras hacía el “pino puente” o giraba 180 grados su cabeza. Sin duda, uno de los hitos del género del terror.

Freddy Krueger

Las distintas películas de “A Nightmare on Elm Street” causaron furor a partir de la segunda mitad de la década de los años 80, y continuaron hasta bien entrados los 90. Llegaron, incluso, a derivar en un “crossover” con otra saga de terror que aparece en esta lista (“Friday the 13th”), y ha habido incluso una nueva versión en pleno siglo XXI.

Pero, si por algo han pasado estos filmes a la historia, es por el espanto que logró causar Robert Englund al encarnar a Freddy Krueger, un ser cuyo poder residía en perseguirnos allá donde no podemos defendernos: en nuestros sueños. ¿Quién no ha tenido sobresaltos de quedarse dormido después de ver alguna de las entregas? Y es que las pesadillas pueden ser muy reales.

Ghostface

Una vez más, no siempre es necesario que un personaje tenga aptitudes sobrenaturales o sea una criatura fantástica para dar miedo: los asesinos en serie también son grandes protagonistas del género, y uno de ellos es “Ghostface” (“Carafantasma”), el sobrenombre con el que se conoce al antagonista de la saga “Scream”.

Con una máscara que se inspira en el perturbador cuadro de “El Grito” (Edward Munch) y una túnica propia de la mismísima Parca, este villano del género “slasher” angustiaba a sus víctimas con llamadas aterradoras para culminar con el asesinato.

Samara Morgan

¿Qué tienen las niñas de camisones blancos y largos cabellos oscuros para ser tan recurrentemente perfectas dentro del género del terror? Deberían inspirar ternura, pero logran causar verdadero pánico.

Al igual que “La Niña del Exorcista”, Samara Morgan será siempre conocida como “La Niña del Aro”, puesto que aparecía en la película “The Ring” como un espíritu vengativo sediento de muerte. Ella, junto a la frase “siete días”, han sido responsables de verdaderos sustos.

Jason Voorhees

Sí, este es el Jason de las películas de “Friday the 13th” (“Viernes 13”, día considerado como “de la mala suerte”), y el mismo que se enfrentó al mismísimo Freddy Krueger en el “crossover” de “Freddy vs. Jason” de 2003.

Otro de los más famosos protagonistas del género de terror, es este quien con el rostro oculto tras una máscara de hockey, corpulento y armado con un machete, busca venganza en forma de asesinato. Ya saben: hay que andarse con cuidado si se encuentran en algún campamento en un viernes 13.

Chucky

Conocido también como “El Muñeco Diabólico”. Y es que, ¿pueden los juguetes dar miedo? Al igual que los payasos, parecen destinados para hacer reír a los niños. Y, sin embargo, el género de terror se ha nutrido bien de ellos.

La saga “Chucky” o “Child's Play” tenía como antagonista a un muñeco pelirrojo, ahora archifamoso, de ojos azules, peto vaquero y jersey de rayas. Adorable, hasta que, cuchillo en mano, empieza a saciar su sed de sangre. ¿Tendrían a un muñeco inspirado en el de la película en su dormitorio? Se vende incluso en las tiendas “online” más populares.

Leather face

Se le conoce más como “el asesino de la motosierra”. Y es que sí, exactamente: es el mítico villano de “The Texas Chain Saw Massacre” (1978), una película de culto dentro del género de terror, que ha tenido múltiples secuelas e incluso diferentes versiones.

Armado con una sierra mecánica, cubre su semblante deforme con máscaras hechas con rostros humanos: los de sus víctimas.

Hannibal Lecter

El Instituto Americano del Cine (AFI) dijo que se trataba del “mejor villano en la historia del cine” y es, sin lugar a dudas, el caníbal más famoso del mundo. Hannibal Lecter, un inteligente doctor psicoanalista y colaborador del FBI... Además de un temible asesino en serie que disfruta de la carne humana.

Anthony Hopkins le dio vida en la película “The Silence of the Lambs” (1991), dirigida por Ridley Scott, basada en la novela homónima de Thomas Harris. Pero “Hannibal” es toda una saga literaria y cinematográfica en la que distintos actores han encarnado al temido psicópata, que cuenta incluso con una serie de la NBC protagonizada por Mads Mikkelsen.

Candyman

Zombies. No pueden faltar cuando se trata de pánico. Y de entre ellos, “Candyman” es uno que lo tiene todo para provocar turbación: no solo es un muerto viviente, sino que aparece cubierto de abejas y armado con un garfio.

“Dulces para lo dulce”, dice este ser, protagonista antagónico de la trilogía de los noventa que le da nombre. ¿Les gustan los espejos? Dice la leyenda y que, si pronuncian “Candyman” cinco veces ante uno de ellos, este ser sediento de venganza aparecerá.

La monja

Se llama “Valak” aunque es conocida como “La Monja”, pero se trata realmente de un peligroso demonio al que los míticos Warren de la saga “The Conjuring” han tenido que enfrentar (sí, los mismos que han lidiado con la muñeca maldita “Anabelle” y resuelto casos paranormales cuyas películas hacen temblar de miedo a salas enteras).

La figura de una hermana religiosa cuyo rostro macabro se ha vuelto más que conocido, inspira tanto horror que ahora mismo hay en los cines una última entrega basada en esta figura, “The Nun”.