0-1: Combate nulo entre Ibra y CR7

Tenían deudas pendientes, pero ninguno de ellos brilló en el amistoso de Doha entre el Real Madrid y el PSG. Quien lo hizo fue Jesé. El canterano hizo el primer gol madridista del año y también marcó el último de 2013.

En realidad era un partido como parte del pago del fichaje de Carlo Ancelotti por parte del Real Madrid al PSG, pero en el mismo momento en el que se le puso fecha el duelo tomó tintes personales. Ibrahimovic estaba como loco por vengar la eliminación de Suecia a manos de Portugal para el Mundial de Brasil, e igualmente por atacar la actual supremacía de Cristiano Ronaldo, pero aunque el sueco fue el que más tiempo se quedó en el campo, no logró el ansiado gol.

Tampoco marcó Cristiano Ronaldo, pero a él no parecía irle la vida tanto como a su competidor. De hecho, sólo estuvo en el campo la media mitad que Ancelotti tenía previsto para cada once que ideó. Era un amistoso y lo más importante a estas alturas era cumplir y volver a España sin lesionados de nuevo cuño para afrontar el regreso de la competición. El amistoso le sirvió a Ancelotti, amén de saludar a sus ex pupilos y dirigentes, para desengrasar a sus hombres tras las Navidades y probar a los jugadores que menos minutos tienen o, incluso, ninguno. Es el caso de los canteranos Morata, Jesé, José Rodríguez, Casado, Nacho, el guardameta Jesús Fernández y los menos conocidos Diego Llorente y Jaime Romero. Y fue, precisamente, un canterano la estrella del partido: Jesé, también protagonista antes del cierre por vacaciones. El canario hizo el primer gol del año del Real Madrid, pero también fue el que marcó el último de 2013, el que le dió la victoria frente al Valencia en Mestalla en la última jornada de Liga. Y Ancelotti se alegró por el chaval y aplaudió más de lo que en él es norma.

Aunque de forma infructuosa, más en serio se tomó el partido el PSG. No en vano, es el Real Madrid quien tenía enfrente, un posible rival en Liga de Campeones e inmejorable test para medir su nivel y posibilidades. Laurente Blanc dispuso un once de gala y sólo cambió a tres de sus jugadores al descanso. Hata el minuto 62 no diio el relevo a otros y hasta el 73 no retiró a Ibra. Todos quisieron su minuto de gloria ante el gran rival, pero ni Ibra, ni Cavani, frente al que estuvo colosal Diego López sólo tres minutos antes del gol de Jesé, ni Lavezzi, al que Diego López también desbarató su ocación en el 25', ni Lucas Mooura, en una segunda parte que perdió ritmo e intensidad.

Sin deleitar, al Madrid le bastó para ganar, pese a los muchos minutos de asedio en la primera parte porque cede en demasía el balón. Ganó y pudo marcar otros dos. José Rodriguéz, a pase de Cristiano (muy generoso con los chavales), mandó un balón al palo y Benzemá estrelló la pelota en el larguero. Juego aseado, victorioso y sin lesionados. Tarde perfecta a la vista del mejor embajador, Raúl, presente en las gradas del estadio Khalifa.

- Ficha técnica:

0 - París Saint Germain: Sirigu; Van der Wiel (Camara, m. 74), Alex (Marquinhos, m. 45), Thiago Silva, Diagné (Maxwell, m. 45); Verrati (Pastore, m. 62), Motta (Rabiot, m. 62), Matuidi (Ongenda, m. 73); Cavani (Ménez, m. 62), Ibrahimovic (Coman, m. 73) y Lavezzi (Lucas Moura, m. 45).

1 - Real Madrid: Diego López (Jesús Fernández, m. 45); Arbeloa (Carvajal, m. 45), Ramos (Llorente, m. 45), Nacho (Pepe, m. 45), Casado (Marcelo, m. 45); Xabi Alonso (Casemiro, m. 45), Illarramendi (Modric, m. 45); Jesé (Di María, m. 45), José Rodríguez (Isco, m. 45), Ronaldo (Jaime, m. 45); y Morata (Benzemá, m. 45).

Goles: 0-1, min. 19: Jesé.

Árbitro: Abdulrahman Al-Jassim (QAT). Sin amonestaciones.

Incidencias: Encuentro amistoso disputado en el Estadio Khalifa Internacional de Doha (Catar) ante 25.000 espectadores.