Fútbol

“Los cuarenta mil aficionados del Atalanta-Valencia se contagiaron"

El alcalde de Bérgamo reconoce que el partido de Champions pudo propagar mucho el virus

El alcalde de Bérgamo, Giorgio Gori ha confirmado que el Atalanta-Valencia de la Champions propagó el coronavirus casi sin límite: “En ese momento no sabíamos lo que pasaba. El primer paciente en Italia fue el 23 de febrero. Si el virus ya circulaba, los cuarenta mil aficionados que fueron al estadio de San Siro se contagiaron. Nadie conocía que el virus ya circulaba entre nosotros. Muchos vieron el partido en grupos y hubo muchos contactos esa noche. El virus pasó de unos a otros”, ha asegurado. Dice que el fútbol pudo infectar a más gente, pero no fue el punto cero: “El partido no fue todo porque la chispa verdaderamente fue en el hospital de Alzano Lombardo, con un paciente con una pulmonía no reconocida y que contagió a pacientes, médicos y enfermeros. Ese es el foco del brote”,

En el Valencia ya ha habido positivos, en el Atalante, el portero Marco Sportiello ha dado positivo por coronavirus, aunque está “asintomático”, por lo que se convierte en el primer caso de contagiado por COVID-19 del conjunto italiano. “Por la presente informamos que las autoridades sanitarias locales han comunicado hoy al club el positivo por COVID-19 del jugador Marco Sportiello”, señala el comunicado de la entidad de Bérgamo. Además, informa que el guardameta está “actualmente asintomático”.

“La cuarentena preventiva a la que habían sido sometidos Marco y todos los miembros del primer equipo finalizará el 27 de marzo”, explica el club

Sportiello fue el portero titular del Atalanta en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Valencia (3-4), que se jugó el pasado 10 de marzo en el estadio de Mestalla y que terminó con la clasificación de los transalpinos a la siguiente ronda. El la ida, el titular en la portería italiana fue Pierluigi Gollini. Este mismo martes, el capitán del Atalanta Alejandro ‘Papu’ Gómez calificó de “terrible” que tuvieran que jugar los partidos de ida y vuelta de los octavos de la ‘Champions’ contra el Valencia CF, sobre todo el segundo duelo cuando en Italia ya estaba “todo podrido” y España empezaba a vivir de lleno el problema del coronavirus.