Dani Carvajal

Dentro nadie duda de Zidane y desde fuera no se debería

El lateral del Madrid presenta el Call of Duty: Black Ops Cold War, que sale este viernes, y hace un repaso de su equipo

A Dani Carvajal (Leganés, 28 años) le gusta el fútbol y en este tiempo lesionado se ha dedicado a ver mucho. «A mi chica también le gusta y así es más fácil», asegura. Sufrió una lesión en el ligamento lateral interno de la rodilla en octubre y ya está en la fase final de la baja. El tiempo que le ha dejado la dura recuperación lo ha dedicado a ver fútbol, series y a jugar a videojuegos. Da la entrevista porque presenta el nuevo Call of Duty: Black Ops Cold War.

–¿Juega mucho a esta saga?

–Desde la adolescencia, le echo horas porque juego con amigos y aprovechas para hablar con ellos. Además, este juego cada vez es más espectacular.

–¿Qué es lo que lo hace tan atractivo?

–Que tenga tanta variedad en los modos de juego. Es un mundo tan parecido con la vida real, que se te pasan las horas volando.

–Dice que también ve mucho fútbol, no a todos los futbolistas les gusta.

–No es atractivo, un campo grande, muchos partidos sin ocasiones... Pero a mí me gusta ver cómo juegan tácticamente, el sistema, hay tantas variables... Cuando veo a mi equipo lo veo como un forofo total, lo sufro mucho, pero si no, no soy el tipo de «¡oh!, un caño», creo que hay muchas más cosas en un partido.

–¿Somos demasiado críticos con el Real Madrid?

–En un equipo como el Madrid te tienes que acostumbrar. Ganas al Inter y pierdes contra el Valencia y todo está en el aire. Nosotros, desde dentro, tenemos que seguir una línea ascendente.

–¿Las críticas afectan?

–Hay jugadores a los que sí y otros a los que no. Cuando era joven, leía prensa y cuando no hacía las cosas bien y leía las críticas, me mermaba. Los últimos años no. Ahora me veo mis partidos, qué tengo que mejorar, qué hago mal y al revés, por dónde voy bien, si me encuentro bien. Al final hay que centrarse en lo que diga el entrenador y dejar esas críticas de lado, pero también los halagos: pueden hacer que bajes el nivel.

–¿Entienden el VAR?

–Es una herramienta que ayuda a que el fútbol sea más justo. En las decisiones que son más subjetivas, que el árbitro decida y decisiones que son más claras, que entre. No hay que perder la esencia y que el árbitro no pinte nada. Por ejemplo, el penalti de Marcelo, Gil Manzano pita penalti en una primera decisión y el árbitro ve penalti y el VAR no entra, aunque no esté tan claro.

–No es fácil no hacer manos en los saltos.

–Cuando voy a tapar un centro, pongo las manos atrás, pero es antinatural. Si el rival no centra y te recorta, tienes mucho menos margen de respuesta. Para los defensas el VAR es más complicado. Tienes que estar pendiente de no tocar al rival y ser más cauteloso. También es verdad que si un delantero se tira y no hay contacto, ya no es penalti.

–El equipo ha perdido consistencia atrás.

–Estamos encajando algunos goles más en este tramo y creo que es una tarea a corregir. El año pasado alcanzamos LaLiga con pocos goles y ese fue la base del título. Hay que seguir esa línea.

–La crítica más dura dice que Zidane ha acabado un ciclo. ¿Es exagerado?

–Sí. Todos los equipos pasan por momentos buenos y peores. Desde dentro nadie duda de Zidane y desde fuera no se debería. Es un gran entrenador, tiene muchas soluciones y todos los años ha dado títulos al Madrid.

–¿Es justo que se personifique la derrota en jugadores como Marcelo o Isco?

–No es justo. Perdemos todos, pero la realidad es que cuando las cosa no van bien, se buscan culpables y se dice que hay jugadores que no están en su mejor nivel. Eso me ha pasado muchas veces, hay que sobreponerse, trabajar duro y seguir: en un chasquido de dedos todo cambia.

–Hemos visto que el lateral derecho es fundamental.

–En el fútbol, cualquier posición es fundamental. Un lateral tiene que ayudar al equipo, ya no se queda atrás.

–¿Cuál es su labor?

–Depende de lo que te pida o del equipo, depende de si juegas con extremos: no es lo mismo Rodrygo que Marco, que va hacia dentro; o que por el otro lado esté Marcelo o Mendy, y yo tenga un extremo a banda cambiada y suban mucho. Entonces, tengo que cerrar más para mantener el equilibrio. Es complejo, pero hay que saber cuándo tengo que atacar y cuándo defender.

–¿Casemiro es básico?

–La función del 6 es muy importante, esté Casemiro, esté Fede o Toni. Si el míster pide que los laterales estén altos es el que tiene que mantener el equilibrio y es una figura fundamental.

–¿Falta algún refuerzo?

–No, tenemos una plantilla equilibrada, aunque no hay suerte con las lesiones. El míster lo tiene chungo para tener a toda la plantilla, pero es amplísima y podemos hacer cosas importantes.

–¿Se bajaría el sueldo otra vez?

–Sí, si se llega a un acuerdo. Es una situación complicada para todo el mundo, con mucho sufrimiento, también en el fútbol. Que no haya público limita los ingresos del Real Madrid y de cualquier club grande. No nos han dicho nada y no sé qué pasará.