El clásico para empezar

Real Madrid y Barça reeditarán la última final de Copa en cuartos

Con la exhibición de Juan Carlos Navarro en el último clásico todavía en la memoria, ya hay nueva fecha para otro Real Madrid-Barcelona. Será en los cuartos de final de la próxima Copa del Rey de Vitoria (del 7 al 10 de febrero). En las quinielas de los asistentes al sorteo nadie contaba con un enfrentamiento directo tan pronto. Las apuestas iban por un derbi madrileño en cuartos y por un derbi vasco para ir calentando la competición. Nada de nada. En el imponente Pórtico de la Luz de la catedral vitoriana, Maider Unda y Martín Fiz se encargaron de cruzar al líder de la Liga Endesa, el Madrid, con la gran decepción de la primera vuelta, el Barça de las ocho derrotas en 17 partidos.

Los precedentes coperos sonríen a los azulgrana, 14-3. Pero la última vez que se vieron en esta competición fue en la pasada final del Palau Sant Jordi. El Madrid se llevó el título por 91-74. La trayectoria del equipo de Pablo Laso en la primera vuelta sólo deja un favorito a menos de un mes para el torneo. Y más si continúan los problemas físicos de Navarro. El escolta lleva una temporada marcada por los parones y el Barça se está planteando reservarle lo más posible en las tres semanas que restan para la Copa. El sorteo no cayó especialmente bien en ninguno de los representantes de ambos equipos. La única derrota en Liga del Real Madrid llegó en el Palau y la trayectoria del Barça no tiene defensa alguna. «En el último partido decidió Navarro; en la Supercopa lo hizo Rudy... Son tan buenos equipos, tan buenos jugadores, que cualquiera puede decidir el partido», comentó sin mojarse Alberto Herreros. Joan Creus se limitó a asegurar que espera que el Barça aparque la «irregularidad» si aspira a llegar lejos en la cuarta vez que la Copa recala en Vitoria.

La parte del cuadro por la que marcha el clásico es la más exigente. El vencedor del Madrid-Barça se tendrá que medir en semifinales con el ganador del Caja Laboral-CAI. Los anfitriones aparecen como la alternativa más seria al Madrid. En el otro lado hay oportunidades para todos. El Bilbao se encontrará con el, a priori, cabeza de serie más sencillo, Herbalife Gran Canaria. Valencia-Asefa Estudiantes se presenta como la eliminatoria más abierta.