Benzema, otra vez cazado

Benzema muestra su carné tras uno de sus incidentes con el coche
Benzema muestra su carné tras uno de sus incidentes con el coche

Le paran de nuevo conduciendo sin carné y haciendo un giro indebido.

Karim Benzema y los coches son un cóctel explosivo. Según confirmaron a este periódico fuentes policiales, el jugador francés fue cazado ayer conduciendo en el distrito centro de la capital de España sin carné de conducir, porque se lo habían retirado recientemente, y no es la primera vez que le sucede. Fue en la calle Atocha, a la altura del número 113, y la infracción que cometió, un giro indebido. Al delantero del Real Madrid, que apura su puesta a punto tras perderse los últimos partidos por una lesión, le fue retirado el vehículo (un Audi RS7), y fue citado para un juicio rápido a finales del próximo mes. Benzema tendrá que hacer frente a una multa que puede ser cuantiosa. Al conducir sin carné ha incurrido en «quebrantamiento de condena», y el artículo 468 del Código Penal establece para este tipo de delitos pena de multa de 12 a 24 meses. El artículo 50 hace referencia a la cuota, que será de un máximo de 400 euros al día y de un mínimo de 2. Haciendo una multiplicación rápida, el máximo que podría pagar el futbolista son 288.000 euros (400 euros por 30 días por 24 meses). El mínimo podría ser muy pequeño, pero se espera un duro castigo para él porque es reincidente y porque, para fijar la multa, se tiene en cuenta «exclusivamente la situación económica del reo, deducida de su patrimonio, ingresos, obligaciones, cargas familiares y demás circunstancias personales del mismo». También será en «proporción al daño causado».

A Benzema le pierden los coches, y además parece que no escarmienta. En 2011 fue multado en Ibiza por conducción temeraria. Pagó en metálico los 250 euros de sanción. Peor fue cuando, el 15 de marzo de 2013, fue condenado a pagar 18.000 euros y a la retirada de carné durante 8 meses por exceso de velocidad. El motivo: que un mes antes había circulado por la M-40 a 216 km / h. El límite en ese tramo era de 100 km/h. El pasado mayo, la Policía le pidió la documentación por aparcar en doble fila en la T4 del aeropuerto de Barajas. No la tenía, y aunque al día siguiente mostró su documento en una foto en Instagram, parece que no estaba en regla al no haber hecho el curso de sensibilización cuando se lo quitaron.