Cerrado el «caso Neymar 1»

La Audiencia de Barcelona condenó ayer al Fútbol Club Barcelona a dos multas que suman 5,5 millones de euros por dos delitos fiscales en el fichaje del internacional brasileño Neymar da Silva, en virtud del acuerdo que la entidad ya alcanzó con la Fiscalía.

En una sentencia «in voce», la sección octava de la Audiencia de Barcelona ha condenado al Barcelona tras una breve comparecencia en la que el ade la asesoría jurídica del Barça, Ramón Gómez Pontí, y el abogado Cristóbal Martell han ratificado ante el tribunal el pacto de conformidad firmado con el ministerio público.

En virtud del acuerdo, que permitió exonerar de cualquier delito al expresidente del club Sandro Rosell y al actual, Josep Maria Bartomeu, el Barça pagará una multa de 5,5 millones de euros por dos delitos contra la Hacienda Pública en los ejercicios fiscales de 2011 y 2013, en el fichaje de Neymar.

La sentencia de conformidad aplica la atenuantes de reparación del daño, por haber devuelto el Barça a la Agencia Tributaria 13 millones de euros por el fraude cometido y comprometerse a establecer medidas para prevenir en un futuro delitos similares.

Hace unas semanas, la Audiencia de Barcelona facilitó el pacto entre la Fiscalía y el Barcelona al impedir que Laporta se personara como perjudicado en la causa abierta por el fichaje de Neymar, iniciativa con la que pretendía impedir que prosperara el acuerdo.

El club asegura que con este acuerdo queda «homologado en la sentencia» que dictará próximamente la Audiencia Provincial de Barcelona el cierre del procedimiento instado a raíz de la denuncia formulada por el socio del club Jordi Casas ante la Audiencia Nacional, en diciembre del año 2013. Un socio que siempre declaró que actuaba a título personal, pese a que desde el club pensaban que el entorno de Laporta había influido en la decisión de Jordi Cases.

Para llegar al pacto que finalizó ayer con el carpetazo al caso, el Barcelona tuvo que aprobar en junta directiva el acuerdo. Además, Bartomeu tuvo que superar una moción de confianza porque un grupo de socios no estaba conforme con su actuación.

Por el fichaje de Neymar hay otro procedimiento abierto en la Audiencia Nacional a instancia de la querella interpuesta por el fondo de inversión DIS, que tenía el 40 por ciento de los derechos del futbolista cuando militaba en el Santos. El magistrado De la Mata ha pedido el procesamiento del jugador, sus padres, Rosell, Bartomeu y el propio club como persona jurídica por los delitos de estafa y corrupción de particulares. Y se considera que, presuntamente, los 40 millones que recibió Neymar para fichar en un futuro por el Barcelona «alteraban el libre mercado de fichaje de futbolistas».

La Fiscalía pide 2 años de cárcel y 10 millones de euros de multa para el jugador y 5 años para Sandro Rosell. Solicita que se archive la causa contra el presidente Bartomeu al no haber indicios contra y solicita una multa de 8,4 millones de euros para el Barcelona y otra de 7 millones para el Santos.

En espera del juicio, el Barcelona ya expresó su sorpresa y su total disconformidad con la resolución. Y argumentaba en su queja que lo que en Barcelona se considera salario, en Madrid considera derechos de traspaso. «Nadie lo entiende», decía el club.