El chiringuito de Pedrerol: Gracias por todo (segunda parte)

No hay que olvidar que esta Selección nos hizo felices a todos, pero en Francia se ha vuelto a fracasar y hay que tomar medidas para que no ocurra otra vez

Hace dos años, tras caer en el Mundial de Brasil de forma estrepitosa, la contraportada de «LA RAZÓN» ya daba las gracias a Del Bosque
Hace dos años, tras caer en el Mundial de Brasil de forma estrepitosa, la contraportada de «LA RAZÓN» ya daba las gracias a Del Bosque

No hay que olvidar que esta Selección nos hizo felices a todos, pero en Francia se ha vuelto a fracasar y hay que tomar medidas para que no ocurra otra vez.

Gracias, Vicente. Seguro que esperabas que hiciera leña del árbol caído. Que yo fuera de los más críticos con tu labor. Pero, igual que no ocurrió así hace dos años, tampoco lo voy a hacer ahora. Porque hemos disfrutado mucho con esta Selección. No dilapidaste el estilo con el que Luis cambió la historia de nuestro fútbol. Le diste continuidad. Supiste mantener una filosofía que encajaba a la perfección con nuestros jugadores, seguir la línea de ese fútbol que nos hizo ser envidiados en todo el mundo, que nos había dado la Eurocopa en 2008 y que nos hizo ganar un Mundial y otra Eurocopa contigo. Fuimos felices, Vicente. Y te lo quiero agradecer. No me apetece hacer sangre de lo que ha ocurrido en Francia. No ahora. Sí que toca analizar con frialdad qué ha pasado y qué es lo mejor para el futuro.

Nos han pintado la cara

Sabes que te has equivocado, no hace falta que te lo diga. Y que, probablemente, fue un error que continuaras tras el fracaso del Mundial de Brasil. Siempre has defendido a los chavales, a tus chavales. No has tenido más que buenas palabras para todos ellos, incluso cuando sacaban los pies del tiesto con actitudes y comportamientos indefendibles. Pero comprendes perfectamente que algunos no han estado a la altura de lo que exige la camiseta de la Selección. Y que no es la primera vez que pasa. Sabes que hay que tomar medidas para que lo que ha sucedido en los últimos dos campeonatos, en los que nos han pintado la cara, no se vuelva a repetir.

Repaso táctico de Italia

En Brasil, perdimos la esencia que nos hizo llegar a lo más alto. Te empeñaste en Costa. Te hipotecaste a él. Hubo que cambiar el estilo para meterle con calzador. Y no funcionó. Y este año... ¿qué ha pasado? Sólo te fiaste de once jugadores. ¿Qué mensaje mandas al resto? Cuatro partidos y el mismo once titular. Ante Croacia, ya nos pasaron por encima. Los nuestros acabaron muertos. ¿Y cómo pones a Pedrito? Él no vino a hacer grupo, está en otra dimensión. Así, no. Y ayer, ante Italia, más de lo mismo. ¡Cómo nos bailó Italia! ¡Qué baño nos dio! ¡Qué repaso de Conte en la pizarra! Y sin «Catenaccio», jugando en nuestro campo, teniendo las mejores ocasiones. Suerte que estaba De Gea, porque la goleada pudo ser escandalosa. Como la de Holanda en Brasil.

No hagas caso a los palmeros

No, Vicente. Ya te he dicho que no es mi intención ensañarme. Así que te reitero mi agradecimiento por todos los grandes momentos que hemos vivido. Y, por supuesto, te deseo lo mejor de aquí en adelante. Piensa tranquilamente sobre tu futuro y no hagas caso a los palmeros. Ellos son los que más daño te han hecho.