El chiringuito de Pedrerol: Modric ganó desde el banquillo

El medio croata le dio el chivatazo decisivo a Srna, y éste al portero Subasic, para detener el penalti de Ramos. España se complica y cae en viejos errores.

Modric fue decisivo en el partido... sin jugar
Modric fue decisivo en el partido... sin jugar

El medio croata le dio el chivatazo decisivo a Srna, y éste al portero Subasic, para detener el penalti de Ramos. España se complica y cae en viejos errores.

Minuto 71. Empate y España clasificada para octavos, evitando además hasta la final a las selecciones más temibles: Alemania, Italia, Francia e Inglaterra. El árbitro señala un penalti al menos muy dudoso de Vrsaljko sobre Silva. Ramos está convencido. Lo quiere él. Lo va a lanzar el capitán. Cesc e Iniesta, que tienen prioridad para tirarlo, se apartan. El de Camas está decidido. Como en la última Eurocopa o la final de la pasada Champions, lo va a poner en la red. Confía. Pero un suplente de Croacia lo ha visto todo. No está jugando el partido. Está lesionado. Pero es perfectamente capaz de ganarlo desde el banquillo. Es Luka Modric.

«A ver quién nos toca...»

El centrocampista croata del Real Madrid busca al capitán, Srna, y le dice algo. Srna a su vez se lo transmite al portero, Subasic. Hay otro jugador que se percata de toda la jugada. Es Busquets, que se acerca a Ramos en el punto de penalti y también le dice algo. La suerte está echada. Sergio toma carrerilla, hace una «paradinha» antes de golpear, remata al centro y el portero le saca el disparo con el guante izquierdo. Aduriz entra como un poseso, pero no llega al rechace. Oportunidad fallada para sentenciar el primer puesto del grupo. Quince minutos después, Perisic bate a De Gea al contragolpe y se consuma el bajonazo: España es segunda y se medirá ante Italia en octavos. Ramos, ante la Prensa tras el pitido final, se pregunta: «A ver quién nos toca ahora».

Nos complicamos la vida

El fallo de Ramos y la derrota nos complican la vida y hacen más fácil que nos puedan echar de la Eurocopa. ¿Por qué se improvisa? ¿Hay algo organizado en estos casos? ¿Por qué juegan los mismos, si están fundidos? ¿Por qué se repiten los mismos errores? Somos los mejores... exagerando. Nos creíamos superiores a toda Europa. Creímos que éramos la leche por ganar a la República Checa a tres minutos del final o por darle un repaso a la triste Turquía, con toda su afición pitando a su mejor jugador. Nos creímos los reyes del mambo, pero en fútbol gana la humildad. La prepotencia siempre pierde.

Sin recursos

Era todo demasiado bonito. Tranquilidad en la concentración, palabras bonitas, buen fútbol, dos triunfos. Parecía que estaba hecho. Que la España del pasado Mundial había desaparecido para siempre. Pero Del Bosque, sin introducir un sólo cambio, ha demostrado no tener recursos ante una Croacia con un equipo de chavales y sin su mejor jugador, aunque al final fuera importante desde el banquillo. Una Croacia B que, con su frescura y mucha ilusión, nos ha pintado la cara y nos ha dejado retratados. Tampoco han ayudado Pedro con sus quejas ni Piqué reabriendo su guerra contra la Prensa. Con ellos ha empezado todo... a torcerse. Y ahora viene Italia. Después del partidito de De Gea, a todos nos viene a la cabeza la exhibición de Casillas en la tanda de penaltis de la Eurocopa 2008. ¿Ha llegado su momento? Seguro que Del Bosque se lo está planteando.