No lo olvidéis, somos el Real Madrid

El Real Madrid completó el sábado ante el Sevilla el mejor partido de la «era Solari». Los blancos fueron un equipo muy intenso, presionaron muy bien y con una magnífica actitud y desarmaron totalmente al equipo de Machín. Otra señal positiva fue la mejoría en el tono físico. En este apartado, comprobamos que algunos de los jugadores clave mostraron una mayor alegría dentro del buen tono general de todos. Los goles de Casemiro y Modric hicieron justicia a la superioridad mostrada sobre el terreno de juego.

El camino a seguir. La victoria ante el Sevilla puede ser un punto de inflexión para relanzar esta complicada temporada. Y, al mismo tiempo, seguir creciendo como equipo. Esta plantilla lo debe tener muy claro: lo del sábado es el camino a seguir. Ante los hispalenses, el Madrid recuperó viejas sensaciones y fue un equipo enérgico, circunstancia que el Bernabéu premió entregándose a sus jugadores y despidiéndolos con una gran ovación. El Bernabéu es exigente, pero cuando ve entrega y corazón, lo premia.

La Liga...hasta el final. A la afición le pido que apoye al equipo porque somos el Madrid y siempre volvemos. Y ahora que hemos regresado, espero que sea para quedarnos definitivamente y alcanzar nuestro mejor nivel con regularidad. La mejora física, mental y de conceptos tácticos vendrá muy bien para los momentos decisivos, donde sin la menor duda nos vamos a jugar todos los títulos. Estamos un poco alejados aún del primer puesto de la Liga, pero insisto, somos el Real Madrid. Y nuestro ADN se distingue porque nunca nos rendimos, nunca bajamos los brazos. La Copa y la Champions siempre son posibles y estoy convencido de que la Liga se va a pelear hasta el final.