Atlético de Madrid

Tira tira: Griezmann y la plaga de lesiones

Para cosas como las de Valladolid se pagan 23 kilos anuales al «crack» francés. Lo de las lesiones es otra historia

Para cosas como las de Valladolid se pagan 23 kilos anuales al «crack» francés. Lo de las lesiones es otra historia.

Entre Griezmann y el VAR (que acertó esta vez: mano y penalti la de Kiko Olivas, mano, pero no penalti la de Arias) salvaron tres puntos para un Atlético que volvió a mostrar el sábado en Pucela las luces y las sombras de casi siempre. Quiero decir que volvió a ponerse por delante en el marcador, incluso con dos goles, pero que de nuevo se dejó comer la tostada por acularse en tablas en un cuarto de hora inicial del segundo tiempo de vértigo del Valladolid. Los castellanos lograron equilibrar el partido, pero el duelo lo salvó San Antoine: asistió magistralmente a Kalinic en el primer gol, marcó el segundo de penalti y decidió con el tercero «in extremis». Dos tantos y una asistencia para ganar en Zorrilla.

De Brujas a los Miuras

Para eso se le pagan los 23 kilos anuales al «crack» francés, para que saque adelante este tipo de partidos que se complican y desde luego para que lo haga cuando lleguen los gigantes europeos, los miuras ya en el sorteo de hoy de los octavos de final de Champions, que van a aparecer demasiado pronto por culpa de ese tropiezo en Brujas.

Expediente X

Dicho esto, el Atlético necesitaba ganar un partido fuera, dejar de seguir «empatito a empatito» lejos del Metropolitano. Todo OK por ahí, y por el lado de Griezmann, aunque él mismo admite que aún no está a tope de ritmo y velocidad. Pero el equipo volvió a padecer esa inquietante plaga de lesiones. Reaparecía Filipe Luis y volvió a lesionarse, como la pasada semana Lucas, como las anteriores... Así van ya 27 si las matemáticas y algunas estadísticas no mienten. Están cayendo sobre todo los hombres de la retaguardia, y por aquí el equipo se está quedando «sin defensa». Ya lo dijo Koke: «Es una locura, algo hay que hacer y mejorar para que no haya tantas lesiones». Todo un Expediente X para el Cholo y el «profe» Ortega...