Actualidad

El Chiringuito de Pedrerol: Zizou tiene derecho a equivocarse

Lo fácil es criticar ahora al entrenador del Madrid cuando sus decisiones le han dado al equipo una Liga y dos Champions, pero ante el Levante cometió errores

Lo fácil es criticar ahora al entrenador del Madrid cuando sus decisiones le han dado al equipo una Liga y dos Champions, pero ante el Levante cometió errores.

Sí. Zidane tiene derecho a equivocarse. Se lo ha ganado más que de sobra. Lo fácil ahora es ser ventajista y criticar los cambios de Zizou, rajar de su alineación y despotricar contra su planteamiento. Pero con esa forma de dirigir al grupo, con su pizarra, con su política de rotaciones, con su gestión del vestuario, ha ganado una Liga y dos Champions entre otros títulos. Cambiando a nueve jugadores de un partido a otro y no sólo ganando, sino dando auténticas exhibiciones como la pasada temporada en Riazor. En aquella ocasión dijimos todos que era un genio. Que estaba revolucionando el fútbol. Que era el único capaz de que esos experimentos le salieran bien. No dramaticemos ahora.

Un toque de atención

Pero el sábado falló. No tomó las mejores decisiones. El artífice de haberle devuelto la ilusión al madridismo, el que mejor maneja ese vestuario, el que levantó a un equipo absolutamente hundido, el que demostró que los títulos los gana toda la plantilla y no sólo unos cuántos jugadores... contra el Levante se equivocó. Seguro que el empate ante un recién ascendido ha sido un toque de atención para Zidane y va a tomar buena nota.

Arriesgó... pero no salió bien

Sólo les salen mal las cosas a los que arriesgan. Y el técnico francés, que lo lleva haciendo un año y medio, volvió a arriesgar el sábado. Quiso probar poniendo juntos en la banda a Theo y Marcelo, pero se estorbaron y ninguno dio su mejor versión. Marcos Llorente ocupó el puesto de Casemiro. Es su sustituto natural, pero lo hizo un día en el que en el centro del campo no estaban ni Isco ni Modric, y con el experimento de Marcelo en esa línea. Y no tuvo su mejor tarde el canterano. Lo sencillo sería culparles a ellos. A los nuevos. A los más jóvenes. A Theo, a Llorente. Pero, sin delantero claro tras la lesión de Benzema, los jugadores se atropellaron en la frontal del área.Y faltó alguien que construyese en el centro del campo. Faltó fútbol sin Modric y sin Isco gran parte del partido. Ese fue el principal problema. El gran error de Zidane. Si quería darles descanso, podía haber tirado de Ceballos, que vio todo el partido desde el banquillo.

¿Y Mayoral?

¿Y por qué Borja Mayoral estaba en la grada? ¿Qué pintaba ahí? Sin Cristiano, Benzema no tenía recambio. Y al lesionarse el francés, el Madrid se quedó sin delantero. Como Bale no está ahora mismo para grandes probaturas, el resultado fue un Madrid que no remataba y que creó menos peligro que nunca en su estadio. Lo fácil vuelve a ser echar de menos a Morata y a Mariano, que están marcando goles en Londres y en Lyon. Pero tampoco Zidane confió mucho en Mariano la pasada temporada. Lo que hay que saber es si cree en Mayoral. Benzema estará un mes de baja y tendremos una gran oportunidad para comprobarlo.

Que vuelva Cristiano

Pero que no salten las alarmas. El verdadero delantero centro del Real Madrid, el encargado de hacer los goles y resolver los partidos complicados, se llama Cristiano Ronaldo. Y vuelve el miércoles en la Champions. El Barcelona jugó bien el sábado en el derbi ante el Espanyol, pero te hago una pregunta: ¿Qué habría pasado si no hubiera estado Messi? Pues eso.