Actualidad

«El asunto de Froome se parió mal desde el principio», dice Pereiro

El ganador del Tour de 2006 participó en el acto de presentación de Continental como patrocinador de la Vuelta

El ganador del Tour de 2006 participó en el acto de presentación de Continental como patrocinador de la Vuelta

Publicidad

“Es un tema que se parió mal desde el primer minuto”, asegura Óscar Pereiro sobre el posible positivo de Froome. El ciclista británico dio un resultado más elevado de lo permitido de salbutamol en la etapa de la Vuelta 2017 que terminaba en Santo Toribio de Liébana. “A día de hoy está todo muy intoxicado. Ha tenido una cantidad de salbutamol en orina mucho mayor de la permitida, muy por encima, pero se está hablando de positivos, se está hablando de sanciones cuando yo lo único que sé es que ha dado un control anómalo que no está considerado positivo”, asegura el ex ciclista gallego. “Para la UCI no es un positivo, es un control que tiene que justificar el corredor, si no no podría correr. Ha dado un valor por encima de lo normal de un producto admitido por ellos mismos, por lo tanto ellos no lo consideran positivo”, explica.

Pereiro cree que la indiscreción ha sido un problema en este asunto. “Con cualquier corredor, pero cuando estamos hablando de un corredor con la influencia que tiene Froome en el día de hoy o Contador en su momento, la UCI tiene que tener mucho más hermetismo, tiene que estar segura y ser fiable cien por cien en un momento en que sale una noticia como ésta”, dice. “A partir del momento en que se ha hecho todo público es mucho más complicado cerrar este tema de una manera satisfactoria para Froome. Si en algún momento yo creía que podía solucionarlo por la vía administrativa cada vez tengo más dudas de que pueda conseguirlo”, advierte. “Yo lo veo superseguro de que no ha hecho absolutamente nada prohibido, que confía completamente en su inocencia y, si no, no hubiera salido en la Vuelta a Andalucía. Si no sale en la Vuelta a Andalucía, le hubieran quitado la Vuelta a España y en abril estaría compitiendo. Ahora mismo, una vez que ha competido este año, la sanción empezaría a contar a partir de febrero y no podría correr el Tour. O estaría al límite”, analiza Pereiro. Pero la publicidad del asunto no favorece al corredor. “El boom mediático y la fuerza que está haciendo mucha gente alrededor del ciclismo incluso con su propio equipo de presiones a la UCI y demás, me hace pensar que va a tener más complicado demostrar su inocencia”.

Para Pereiro, la situación se solucionaría con un cambio de reglamentación. “Si tienes autorización para tomarlo, toma lo que te dé la gana. Si no, no le des la autorización. Porque ¿cómo sabes la cantidad que estás metiendo al cuerpo de algo que no te pone la medida? El Ventolín uno lo toma tan tranquilamente en la carrera sin esconderse de nadie. No estás tomando nada malo. Deberían regularlo de una manera diferente y no estaríamos en el caos en el que estamos ahora mismo”, asume.

Pereiro ha participado en la presentación de Continental como nuevo patrocinador de la Vuelta. Es embajador de la marca, que suministra neumáticos a ocho equipos del World Tour y que también patrocina el Tour. “Son los mejores neumáticos del mercado. Cuando gané el Tour con Caisse d'Epargne no llevábamos Continental, pero Alejandro [Valverde] y yo le dimos la tabarra a Eusebio [Unzué] porque teníamos que llevar lo mejor. En un descenso en mojado te puede suponer cuatro segundos por kilómetron y en un puerto largo del Tour, de 14 o 15 kilómetros significa un minuto”, reconoce.

Publicidad