Ciclismo

«La etapa se nos ha hecho pelota»

La Razón
La RazónLa Razón

Sanxenxo- El tiempo del equipo lo marcaba el quinto corredor en entrar en meta, pero ese pequeño detalle pareció olvidárseles a algunos compañeros de Purito en el Katusha. Dani Moreno, su socio, sufría en los últimos repechos antes de llegar al último kilómetro. El esfuerzo en el llano para seguir la rueda de los suyos parecía poder con él. Con la mano izquierda hacía señales a su director para que mandara frenar a sus compañeros. Era el quinto hombre del equipo y de nada servía que los demás tiraran hacia delante porque el tiempo que valía era el suyo. Purito se dio cuenta y se descolgó para ayudarle, pero Vicioso, Gusev y Losada parecían correr con anteojeras. No miraron atrás hasta que la distancia se hizo demasiado evidente. Ya no era él solo, era el líder también el que se descolgaba. Y tuvieron que esperar. Tanto que acabaron cediendo casi un minuto ante Nibali. 59 segundos que pueden ser eternos en las próximas tres semanas. «No hemos empezado con buen pie», asumía Purito. Su sueño de ganar su primera gran vuelta –ya ha subido al podio en las tres– está más lejos. Pero Joaquim no se rinde. «La crono se nos ha hecho pelota. Hemos llegado justos y hemos sufrido. Esperemos mejorar», afirma.

Más contentos estaban Urán y Henao, las amenazas colombianas del Sky. Su equipo perdió por el camino a Boasson Hagen, uno de los hombres importantes para la etapa. Pagó un relevo muy fuerte, pero sus compañeros no lo esperaron. Tenían objetivos mayores, como llevar a los dos colombianos cerca de los mejores. Lo lograron. Apenas cedieron 22 segundos ante Nibali.

Antes de salir, Belkin ya había perdido a Theo Bos. Los exámenes médicos previos a la carrera le detectaron unos valores bajos de cortisol, una anomalía tolerada por la UCI, pero no por los equipos del Movimiento por un Ciclismo Creíble, como el Belkin.