«CR7»-Ibra, duelo mundial

El pasado fin de semana, en el último partido de la Liga BBVA, Cristiano Ronaldo marcó tres tantos de los cinco que el Madrid le hizo a la Real Sociedad En el último encuentro del PSG en la Liga francesa, Ibrahimovic hizo los tres tantos de su equipo en la victoria contra el Niza. Como si estuviesen midiendo sus fuerzas en la distancia o estuvieran citándose, como dos caballeros, en un duelo a muerte, que empieza hoy y termina el martes. Quien pierda, quien dispare peor de estos dos francotiradores se quedará fuera del Mundial de Brasil. No hay duelo más terrible en los choques de la repesca. Uno de los dos, uno de los grandes futbolistas, lo verá desde casa: «Me siento bien, lo importante es lo que yo pienso de mí mismo. Progreso todo el tiempo y, aunque tengo 32 años, nunca he jugado mejor que ahora», dice el delantero sueco, estrella en el fútbol francés, líder indiscutible de su selección. Suyo es uno de los mejores goles del año. Orgulloso, con un talento inesperado para sus casi dos metros de altura, Ibrahimovic sabe que Brasil es su último gran escaparate futbolístico. Está calmado y pide calma a sus compañeros y a los periodistas. «No hay que centrarse en dos jugadores, es Suecia contra Portugal. Lo que importa es el colectivo, y para tener éxito, todos tenemos que hacerlo bien», ha insistido esta semana. Su entrenador, ayer, repitió el mensaje del colectivo, que el rival son once. Pero añadió: «Ronaldo merecerá una atención especial».

Porque, aunque todos lo hagan bien, si una de las dos figuras está mejor que la otra, la eliminatoria se desequilibrará sin remedio. Ibrahimovic no tiene problemas de ego para decir que él se ve fenomenal. A Ronaldo no le hace falta. Lo dice todo el mundo del fútbol, se lee en sus cifras. Portugal se ha entregado al momento de forma de su estrella para pasar la eliminatoria. Necesita al futbolista al que los goles se le caen al dar un paso. «Tens de ser ouro Ronaldo», titulaba ayer el periódico deportivo portugués «A Bola». «Ronaldo es realmente un jugador diferente. Como seleccionador, es un honor tenerle a mis órdenes. Está muy por encima de la media, un profesional de excelencia que sabe llevarse a la perfección para poder estar al máximo nivel en cada partido», dice Paulo Bento, el entrenador de la selección portuguesa.

Ronaldo lleva 24 goles esta temporada, 62 este año. A sus 28 años, en el mejor estado de forma de su vida, necesita el Mundial para que el mundo vea quién es el mejor del planeta. Necesita responder a la FIFA en su terreno, en un partido organizado por esa organización. No sólo es lo que hizo Blatter, también en los perfiles de Messi y Ronaldo en la FIFA, la única cifra que dan del portugués son sus goles de la temporada pasada, para añadir que son menos que los que marcó el argentino. Ronaldo dice que responde en el campo. Hoy toca. Le espera el Mundial, le espera el Balón de Oro.