Fútbol

El chiringuito de Pedrerol: Seguir en el Madrid depende de ti

Isco fue titular y firmó un golazo y una gran actuación en el Bernabéu ante el Alavés
Isco fue titular y firmó un golazo y una gran actuación en el Bernabéu ante el Alavés

Te negaste a renovar, Isco... no le dejaste al club ni hacerte una oferta. Pero Zidane, el vestuario y el madridismo quieren que firmes y debes decidirte

Te negaste a renovar, Isco. No le diste al club la oportunidad ni de hacerte una oferta. Dijiste «no» al Madrid. Te sentías ninguneado por Zidane. Te sentías maltratado. Pedías más confianza. Y escuchaste campanas desde la Premier. Te dijeron que te llegaría una gran oferta desde Inglaterra y que serías titular en cualquier equipo. Pero ha empezado la campaña... la del vestuario para que te quedes.

Hablan maravillas

Zidane cuenta contigo y en el vestuario tus compañeros hablan maravillas de ti. Ayer lo volvieron a hacer tras tu gran partido ante el Alavés, con un golazo imposible además. Estás en un buen momento de juego y el interés del Barcelona te ha vuelto a poner en todas las portadas. Que te quiera el club azulgrana siempre es un valor añadido.

Renovar o salir

La oferta de renovación del Madrid está encima de la mesa cuando quieras. Ahí la tienes. Las opciones son firmar o coger la puerta de salida. No hay más. El club no va a permitir que te quedes sin prolongar tu contrato para que quedes libre un año después y te puedas marchar gratis. Sería sospechosamente peligroso para los intereses del Madrid. La decisión es tuya.

Le ganaste el pulso a James

El pulso a James ya se lo has ganado. Zidane se ha decantado por ti. Ha apostado por ti. Y también se ha empeñado en vender al colombiano. Si pedías un gesto por parte de tu entrenador, ahí lo tienes. Y con el mal estado de jugadores que parecían intocables, como Modric, ganas puntos para ser titular más veces. Además, en los últimos meses has tenido mucho tiempo para analizar la situación y comprobar que en Europa no te van a pagar más.

Apoyo del Bernabéu

Por si fuera poco, tienes el apoyo casi incondicional del público. Han sonado cánticos con tu nombre. El Bernabéu lo ha coreado muchas veces, algo poco habitual y de lo que deberías sentirte agradecido y muy orgulloso. Tienes la magia que desprenden los futbolistas diferentes, los que pueden cambiar un partido con una jugada o levantar a los espectadores de sus asientos con una acción técnica. Esa magia que tanto gusta en el estadio madridista.

Te falta regularidad

También hay cosas que te deberías mirar. Sólo te falta algo de regularidad para convertirte en un verdadero número uno. Y tampoco te ayuda poner esas caritas que de vez en cuando pones en el banquillo, tan mal vistas por el madridismo. No te benefician en nada. Deberías trabajar y dar todo de tu parte para mejorar tu situación, ese es el mejor camino. Y valorar que juegas en uno de los equipos más importantes del mundo, donde eres querido y respetado. Tendrías que mostrarte más feliz por ello.

Decídete de una vez

Dijiste que decidirías en junio, pero el aficionado del Madrid espera que lo hagas antes. Quiere que te definas de una vez. Estás en tu derecho de decidir tu futuro, por supuesto. Y de pensar que ser titular en otro equipo es mejor que ser suplente de lujo en el Madrid. Tú mismo. Pero tienes que tomar una decisión. Tienes que elegir entre luchar por estar más en el once inicial o abandonar esa pelea. Depende de ti.