El juez envía a juicio a Neymar, Bartomeu, Rosell y el Barça por «estafa y corrupción»

El fichaje del brasileño acaba en juicio contra los presidentes del Barcelona y Santos, el ex mandatario culé Sandro Rosell y el propio jugador. Se les impone una fianza de 3,4 millones

El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell; el jugador brasileño Neymar da Silva; el vicepresidente deportivo, Josep María Bertomeu y el director deportivo, Andoni Zubizarreta, de izda a dcha, durante la presentación de Neymar
El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell; el jugador brasileño Neymar da Silva; el vicepresidente deportivo, Josep María Bertomeu y el director deportivo, Andoni Zubizarreta, de izda a dcha, durante la presentación de Neymar

El fichaje del brasileño acaba en juicio contra los presidentes del Barcelona y Santos, el ex mandatario culé Sandro Rosell y el propio jugador. Se les impone una fianza de 3,4 millones

Todo lo que rodeó al fichaje de Neymar por el Barça –pagos, comisiones...– va a acabar con los presidentes de los clubes implicados en esa operación en el banquillo de los acusados, junto al jugador y al ex mandatario del club catalán Sandro Rosell. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata acordó ayer la apertura de juicio oral contra Neymar da Silva Santos y sus padres, el presidente actual culé, Josep María Bartomeu, el ex presidente azulgrana Alexandre Rosell, el Fútbol Club Barcelona, el Santos Fútbol Club y otras dos personas por el fichaje de Neymar por el Barça. Deberán responder de los delitos de corrupción en los negocios y delito de estafa impropia. Las defensas disponen ahora de diez días para presentar sus escritos correspondientes.

En su resolución, el magistrado fija fianzas de 3.429.768 euros en concepto de responsabilidad pecuniaria para Rosell, Bartomeu, Rodríguez, el Barça y el Santos, que deberán abonar conjunta y solidariamente. Para fijar la indemnización, el juez se apoya en el planteamiento acusatorio del fiscal, según el cual el fondo DIS recibió el 40 por ciento de los 17.100.000 fijados como precio de transferencia de derechos federativos, es decir, un total de 6.840.000 euros. Sin embargo, considera que la cantidad del traspaso de los derechos federativos de Neymar del Santos al Barça ascendió a 25.171.000 euros, siendo por tanto, según el juez, 10.068.400 la cantidad que le habría correspondido a DIS.

El juez da cinco días para que depositen las fianzas, y, en caso de que no hicieran frente a las mismas, se procederá al embargo de bienes para cubrir esa cuantía.

La apertura de juicio oral la acuerda el juez como consecuencia de que la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional revocara el auto de sobreseimiento que había decretado inicialmente. En todo caso, el instructor hace constar su «respetuosa constancia de las razones por las que se consideró que en este caso procedía el sobreseimiento y por las que ahora, de no mediar la precisa indicación por parte de la Sala de lo Penal, que, desde luego, debe cumplirse en sus precisos términos, se acordaría el sobreseimiento de las actuaciones», con lo que no habría juicio por estos hechos.

Entre otros argumentos, la Sala sostiene que mediante la firma de los contratos «se alteró el libre mercado del fichaje del futbolista», porque si el jugador se negase a incumplirlo –adquirió en el año 2011 el compromiso, tras recibir 40 millones, de incorporarse al Barcelona–, debía abonar no sólo la cantidad percibida previamente, «sino otros 10 millones anticipados e ingresados en la sociedad» que el propio jugador tenía con sus padres.