Atlético de Madrid

El muro del Atlético

La exigencia de Simeone es no encajar goles en el Calderón ante el Bayern. Oblak es un seguro, este año ha acabado a cero 22 partidos

Oblak detiene un balón en el entrenamiento de ayer del Atlético
Oblak detiene un balón en el entrenamiento de ayer del Atlético

La exigencia de Simeone es no encajar goles en el Calderón ante el Bayern. Oblak es un seguro, este año ha acabado a cero 22 partidos

El plan de Simeone es aguantar la portería a cero en el Calderón y sorprender al Bayern al contraataque en su campo. La idea le salió bien hace dos años contra el Chelsea. Empató a cero en la ida y resolvió la eliminatoria en Londres (1-3). El único goleador de aquel partido que puede repetir mañana es Fernando Torres, que marcó el gol del Chelsea. El portero del Atlético era Courtois, que hizo el camino contrario al Niño. La portería rojiblanca ahora pertenece a Oblak y el esloveno es el portero menos goleado de la Liga, con 16 tantos recibidos. En Europa ha encajado cinco goles en diez partidos.

Recibe pocos y, normalmente, de uno en uno. En 22 partidos de Liga y en siete de la Liga de Campeones no ha encajado goles. Fue en la «Champions», contra el Leverkusen el año pasado, donde Oblak se hizo el dueño de la portería. Desde entonces ha jugado 59 partidos entre Liga y Liga de Campeones. Sólo se ha permitido abandonar el puesto en la Copa para que jugara Moyá. En total, entre el curso pasado y el actual, ha terminado 38 encuentros con la portería intacta, lo que equivale a una Liga completa sin recibir goles.

«Creo que lo más importante es no encajar, sería fundamental porque [recibir] un gol sabemos que es muy complicado para el partido de vuelta, pero también queremos ganar, porque un empate no es un buen resultado nunca», analiza Filipe Luis. «Preparamos cada partido muy bien e intentamos que no nos marquen. Son números buenos. En cada partido se puede no encajar pero también sí hacerlo porque es el juego, no sé cómo explicar por qué estamos así», dice Oblak. «Sólo quiero que sigamos así e intentar quedarnos siempre con la portería propia a cero», añade el guardameta rojiblanco.

Oblak no pretende acumular todo el mérito, tampoco la responsabilidad, de que el equipo no encaje goles. «No depende todo de mí, depende del equipo, como siempre. Es importante que en el primer partido no encajemos, con un buen resultado. Ahí estará todo abierto», advierte. El portero rojiblanco tendrá que enfrentarse a la mejor delantera de la Liga de Campeones. 28 goles ha marcado el Bayern, la mayoría de ellos entre Lewandowski y Müller, que han marcado ocho cada uno. Pero Oblak no se pone nervioso. «Que nadie se asuste, son futbolistas. Son jugadores muy grandes. Nadie en el Atlético tiene miedo de ellos, pero sabemos que son enormes, muy buenos, que en cualquier momento te deciden el partido», asegura. «Es el equipo más completo, tiene variantes para entrar por fuera, por dentro, puede buscar el juego aéreo, puede jugar de muchas maneras», dice Saúl del Bayern. Para contener a sus delanteros, el Atlético no podrá contar con Diego Godín por culpa de una lesión muscular. «En cualquier equipo se notaría, porque es un líder en el campo y en el vestuario. Pero tenemos muchos jugadores buenos e importantes», asume Oblak.