El muro del rockero

Cech, que toca la batería y versiona a Vetusta Morla, no ha encajado un gol de Messi en sus seis enfrentamientos.

Cech, que toca la batería y versiona a Vetusta Morla, no ha encajado un gol de Messi en sus seis enfrentamientos.

Ayer hizo 10 años del primer enfrentamiento entre Messi y Cech. El argentino llevaba el «30» a la espalda y el Barça se impuso al Chelsea en Stamford Bridge (1-2), pero los goles fueron de Terry, en propia puerta, y de Eto’o. Era el equipo liderado por Ronaldinho y Leo era todavía el aprendiz del brasileño. En la década trascurrida desde ese momento, se ha repetido el duelo entre el portero y el delantero hasta en seis ocasiones, y el resumen es el siguiente: 450 minutos frente a frente, seis tiros a puerta, nueve lanzamientos fuera y uno al larguero, el doloroso penalti en 2012 que terminó con el pase del Chelsea a la final de la Liga de Campeones para proclamarse campeón. Goles de Messi, ninguno, aunque para ser justos sus seis encuentros se dividen en tres enfrentamientos en la «Champions», y el Barcelona superó dos, por uno el Chelsea.

Siempre que se han enfrentado ha sido entre esos dos equipos, pero esta vez será diferente. La llegada de Courtois al conjunto «blue» llevó a Cech al Arsenal, lo que le costó algún insulto y alguna amenaza desagradable a través de las redes sociales. A los 33 años, el guardameta todavía tiene mucho que decir y es uno de los principales argumentos de los «gunners» para superar la eliminatoria contra el Barcelona. La sequía de Messi contra Cech se extiende a Inglaterra, donde el argentino no ha marcado nunca, salvo en la final de la Liga de Campeones de 2011, en Wembley ante el Manchester United. Ahora tiene la compañía de Suárez y Neymar para esa labor y, el curso pasado, por ejemplo, fue el mejor en la ida de octavos ante el City por mucho que los tantos los lograra Suárez. «He visto a muchos delanteros en mi vida, pero ninguno con un récord como el suyo: 300 goles en 340 partidos. Recuerdo que en la final de “Champions” de 2006 estaba lesionado y no jugó, pero ahí estaba. Han pasado diez años y sigue siendo el mejor. Es increíble lo que ha conseguido. Espero que la historia esté de nuestro lado y siga sin marcar», opinó Arsene Wenger, el entrenador del Arsenal, que siempre alaba al «10» del Barça. «Hay un 99 por ciento de posibilidades de no fichar en enero, pero si llama Messi...», bromeó el mes pasado. «No muchos pueden decir que han jugado contra Messi y no ha conseguido batirte. Pero si lo hace y nosotros nos clasificamos no me importará. Si logra un “hat-trick” y pasamos, estará bien», opina Cech, un futbolista muy reconocible por el casco de rugby con el que juega después de que en octubre de 2006 se fracturara el cráneo en un partido. Es portero porque de niño se lesionó siendo centrocampista y al volver le tocó ponerse. Su otra afición es la batería: la toca, y sus vídeos se pueden ver en «youtube», versionando a grupos como Nirvana o los españoles Vetusta Morla.