Fútbol

Bruno Soriano: «Iniesta domina tanto el juego que puede hacer lo que quiera»

Bruno Soriano / Jugador de la selección. Llevaba dos años sin jugar con España, pero Vicente del Bosque ha confiado en él para dar descanso o complementar a Busquets

Bruno Soriano
Bruno Soriano

Llevaba dos años sin jugar con España, pero Vicente del Bosque ha confiado en él para dar descanso o complementar a Busquets

Bruno (Castellón, 1984) no es un extraño en la Selección. Se estrenó en la primera convocatoria después del triunfo en el Mundial de Suráfrica, pero le ha faltado continuidad. Ahora vive con ilusión su primera Eurocopa, después de estrenarse en la segunda parte ante Turquía.

–¿Qué sensación le dejó su debut?

–Sobre todo, muchísima alegría. Tenía ya muchas ganas de que llegara ese momento. Para mí fue un momento especial y por suerte salió todo bien. Ganamos y al final es lo más importante.

–¿Pensó en algún momento que el seleccionador se había olvidado de usted?

–La llamada fue un poco sorpresa para mí, porque no estaba entrando en las convocatorias y no esperaba que el míster confiara en mí en este momento. Una vez conocida la noticia intenté acoplarme lo antes posible al grupo para estar cuanto antes al ciento por ciento para prepararme para jugar.

–Al principio, la lista era de 25 y sobraban dos. ¿Pensó desde el comienzo que iba a estar aquí?

–Intenté olvidarme un poquito de eso, intentar entrenar al ciento por ciento, dar lo mejor de mí. Sabía que el míster tenía que tomar esa decisión, pero yo sólo pensaba en entrenar a tope y cuando llegase ese momento intentar convencer al míster para estar entre los 23 elegidos.

–¿Ha sido una ventaja estar desde el comienzo de la concentración?

–Puede ser. Esto es cosa del míster. Ya vendría un poco con la idea y viendo los entrenamientos algo le habrá ayudado. Éramos muchísima gente que teníamos nivel para estar aquí. Mucha gente joven también que vino de la sub’21. Fueron unos días muy buenos, entrenando fuerte y la recompensa es estar aquí.

–¿Ha cambiado mucho el ambiente en la Selección del que se encontró en su primera convocatoria después del Mundial de Suráfrica?

–Nosotros queremos ganar y tenemos confianza. El arranque de la competición ha sido muy bueno y tenemos que estar satisfechos y comprometidos con lo que estamos haciendo y sabiendo que esto no va a ser un camino de rosas para llegar hasta el final. Sabemos que somos un equipo fuerte, que los rivales nos respetan y eso para nosotros es importante.

–¿Qué le pide el seleccionador?

–Viendo un poco cómo juega el equipo y los jugadores que estamos, más o menos uno sabe lo que le pide el míster y lo que tiene que hacer. Tenemos una forma de jugar que todo el mundo conoce y somos dos compañeros por posición.

–¿Prefiere jugar con doble pivote o solo?

–Esto es cosa del míster. Me encuentro bien con Sergio, pero para mí simplemente la posibilidad de estar en el campo ya es un gran premio.

–¿Cuesta adaptarse al estilo de España?

–Jugar con grandes jugadores facilita mucho las cosas. Siempre tienes dos o tres líneas de pase para dar, los compañeros se ofrecen muchísimo y a la hora de jugar el balón tienen muchísimo nivel, mucha calidad, hay muy pocas pérdidas. Cuando juegas con ellos son todo beneficios.

–Da la sensación de que el juego de España ha ganado velocidad.

–Ahora no es tanto el «tiquitaca» y llegar hasta el área pequeña para marcar. Tenemos más variantes por las características de nuestros jugadores. Ha cambiado un poco en ese sentido el juego de España, pero la base es la misma. Intentamos crear superioridades con el balón en nuestro poder, siempre intentamos atacar a una defensa que normalmente está replegada, porque los equipos se encierran muchísimo.

–¿Las bandas les ofrecen más posibilidades?

–Sí. Nuestros laterales son todos muy ofensivos. Eso te da muchísimo, pero también saben hacer muy bien su trabajo defensivo. Nos dan tanto en ataque que en ciertos momentos del partido al equipo contrario le crean muchas dificultades.

–¿Ha cambiado el equipo sin Xavi?

–Es un jugador que ha marcado una época tanto en su club como en la Selección. Para mí es un referente. Ha dado grandes partidos tanto al Barça como a la Selección. Es un jugador muy importante y hay que hacer lo que sea para intentar sustituirle.

–¿Con Iniesta todo es más fácil?

–Muy fácil, porque siempre saca algún recurso, siempre sabe dónde tiene que estar colocado, le das un balón y lo controla perfectamente. Yo en el campo juego un poco más retrasado y cuando levanto la cabeza siempre está bien posicionado para recibir. Eso para mí es un placer. En esas zonas del campo donde las cosas se ponen cada vez más complicadas, porque ya estás cerca del área, él siempre sabe cómo salir de esas situaciones, cuando le rodean dos o tres contrarios, que a otros jugadores nos cuesta bastante más.

–¿Hace también de Xavi ahora que no está?

–Iniesta hace un poco de todo. Al final puede recibir cerca del pivote defensivo, puede jugar entre los dos delanteros, caer a banda; domina tanto el juego en todos los sentidos que puede hacer lo que quiera.

–¿Fue beneficiosa la derrota ante Georgia?

–Aquí hay gente de muchísimo nivel y de gran calidad, pero a veces algún partido se traba un poquito más. Fue un partido que merecimos ganar, pero estas cosas son fútbol y pueden pasar. Quizá fue un toque de atención con respecto a los partidos importantes que venían en la Eurocopa e incluso nos pudo venir bien.

–¿El gol de Piqué fue una liberación para él y para el equipo?

–No sé si fue una liberación para él, siempre lo he visto muy tranquilo y a mí me parece un grandísimo jugador que sabe manejar muy bien todos los conflictos. Los controla bastante bien. No parece nada nervioso en ningún momento. Fue una alegría muy grande que marcase y que la afición ya se haya dado cuenta de que Piqué está al ciento por ciento con nosotros y lo ha demostrado.