0-0. Inglaterra, ciega

La selección de Hodgson fue superior a Eslovaquia, pero no acertó con las ocasiones que tuvo

Los jugadores de la selección inglesa, Jamie Vardy y Dele Alli abandonan el campo de juego seguidos por el seleccionador, Roy Hodgson, tras terminar el partido
Los jugadores de la selección inglesa, Jamie Vardy y Dele Alli abandonan el campo de juego seguidos por el seleccionador, Roy Hodgson, tras terminar el partido

La selección de Hodgson fue superior a Eslovaquia, pero no acertó con las ocasiones que tuvo

¿Era el último partido de Inglaterra como miembro de Europa? El jueves saldremos de dudas, pero lo lógico es que los inventores del fútbol sigan con nosotros, pese a sus «hooligans» y a un fútbol que no enamora, aunque Hodgson y la nueva generación de futbolistas tratan de cambiar la idiosincrasia, apuestan por un juego más reflexivo, más equilibrado, pero no exento de velocidad, profundidad y verticalidad. Vardy y Sturridge sentaron en el banco a Rooney y Kane porque Hodgson optó por las rotaciones. Enfrente, Eslovaquia, obligada a ganar, para no depender de nadie, por lo que la selección de Kozak, sin arriesgar mucho, trató de salir al contragolpe porque fueron los ingleses los que tomaron la iniciativa, mandaron en el juego y se fueron al descanso lamentando las dos ocasiones falladas por Vardy y las buenas intervenciones del meta rival. Cuando Inglaterra aceleraba y pasaba de la velocidad de crucero a meter una marcha más, conseguía tener posiciones ventajosas en ataque.

El problema de los eslovacos, que se defendían con orden, que procuraban salir con el balón jugado, era el de su lentitud en las transiciones. Pese a que Weiss y Hamsik se retrasaban unos metros, entraban poco en contacto con la pelota y Hart fue espectador privilegiado, ya que no tuvo trabajo porque nadie le remató.

El panorama cambió. Eslovaquia salió más convencida de que había que pisar el área inglesa. Hart (min 52) tocó su primer balón y un minuto después un error de Smaling en su dejada con el pecho propició un buen susto al meta y a todos los ingleses. El partido estaba más abierto, el juego ya no tenía control inglés y entró Rooney. Inglaterra buscaba el gol que le diera el liderato. Llegaba, pero no remataba. Y así es complicado tener galones de selección importante. Alli entró por Lallana, Dyer probó desde lejos, Sturridge no llegó a controlar un balón largo y el dominio no tenía beneficios. Eslovaquia ponía orden a su defensa, Hamsik ayudaba en el repliegue y en los diez últimos minutos era acoso sin derribo.

Había aparecido Kane, se rondaba el gol en los minutos Cesarini, pero dio lo mismo. El mejor juego de Inglaterra no tuvo reflejo en el marcador y se tendrá que conformar con ser segundo. De momento, son europeos.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADOS: ESLOVAQUIA, 0 - INGLATERRA, 0 (0-0, al descanso).

--ALINEACIONES.

ESLOVAQUIA: Kozácik, Pekarík, Durica, Skrtel, Hubocan, Kucka, Pecovsky (Gymbér, min.68), Hamsik, Mak, Duda (Svento, min.58) y Weiss (Skriniar, min.78).

INGLATERRA: Hart, Clyne, Smalling, Cahill, Bertrand, Henderson, Dier, Wilshere (Rooney, min.57), Lallana (Dele Alli, min.60), Vardy y Sturridge (Kane, min.76).

--ÁRBITRO: Carlos Velasco Carballo (ESP). Amonestó a Pecovsky (min.25) por parte de Eslovaquia y a Bertrand (min.52) por parte de Inglaterra.

--ESTADIO: Stade Geoffroy-Guichard de Saint-Etienne.

EP