Fabián, tras los pasos de Ceballos

Fabián celebra su gol ante Alemania en la final / Reuters
Fabián celebra su gol ante Alemania en la final / Reuters

A Fabián Ruiz le costó hacerse un hueco en el Nápoles. El equipo italiano pagó 30 millones al Real Betis para llevárselo, pero eso no le sirvió para hacerse un hueco en el equipo desde el comienzo. No debutó en la Serie A hasta la séptima jornada del campeonato y después le costó tener continuidad. Los primeros dos partidos completos los encadenó entre la jornada 20 y la 21, a mitad de la temporada. Pero a partir de ahí su carrera ha sido imparable.

Fue la casualidad lo que le llevó hasta Nápoles. «Mi novia es sevillana, por lo que fui muchas veces a ver jugar al Betis... y me enamoré de Fabián», explicaba el verano pasado Davide Ancelotti, el hijo de Carlo y miembro del cuerpo técnico del equipo italiano. Pero el tiempo ha demostrado que no estaba equivocado.

Lo llamó Luis Enrique para la selección en la convocatoria de marzo, pero una gripe le impidió siquiera entrenar con la selección absoluta. Sin embargo, el cuerpo técnico de la absoluta había visto maneras suficientes para volver a contar con él. Tiene manejo de la pelota, participa en la creación y llega hasta el borde del área con un disparo poderoso. Polonia lo comprobó con dos lanzamientos al larguero antes de que marcara al tercer intento.

«Para nosotros no es una sorpresa. Ya vino en la anterior concentración y no pudo participar. Estamos encantados de contar con él», explicaba Robert Moreno después de ganar a Suecia en el último encuentro con la absoluta. «No era una apuesta sino una certeza. Ha hecho una gran temporada en Italia, sabíamos lo que nos podía dar. Ha estado magnífico y le felicito», añadía el nuevo seleccionador. Sus buenas actuaciones con la selección y su buena temporada con el Nápoles han hecho que su cotización aumente. Los 30 millones que pagó el club italiano pueden convertirse en 70 u 80 para el que lo quiera sacar de allí. Especialmente si el club comprador es el Real Madrid.

Fabián ha seguido el camino de Ceballos, que fue elegido el mejor jugador de la pasada Eurocopa sub'21. Dani se hizo imprescindible en la selección española a pesar de comenzar el campeonato en el banquillo. Y, además, se ganó el fichaje por el Real Madrid. Ahora coinciden los dos en el centro del campo de la selección y demuestran el mismo compromiso con la Roja. Futbolistas como Asensio y Rodri, que ya fueron subcampeones de Europa en 2017, decidieron no acudir a la convocatoria del equipo de Luis de la Fuente porque no se veían suficientemente centrados en el campeonato.

Con Fabián no hay dudas. A pesar de que es un año mayor que Ceballos siempre ha vivido un poco a la sombra del madridista. Dani despegó antes y ya era una estrella en el Betis cuando ganó el campeonato de Europa sub '19 en 2015. Entonces el que llamaba la atención era Asensio, pero los técnicos de la Federación preferían poner los ojos en Ceballos.

Fabián aprovechó su marcha al Madrid para hacerse un hueco en el Betis. Se hizo imprescindible con Setién y ahora puede seguir los pasos de Ceballos camino del Bernabéu. Fue elegido el mejor jugador de la semifinal contra Francia y cada partido con la Roja aumenta su cotización. El título de mejor jugador del campeonato hace que su valor se multiplique.