Fórmula 1

Ferrari aprovecha los errores de Mercedes

Vettel ganó por delante de Hamilton, cuyo equipo no estuvo muy acertado con la estrategia planteada por su rival. Alonso acabó quinto después de hacer una gran carrera.

La escudería italiana ha comenzado el año igual que el año pasado
La escudería italiana ha comenzado el año igual que el año pasado

Vettel ganó por delante de Hamilton, cuyo equipo no estuvo muy acertado con la estrategia planteada por su rival. Alonso acabó quinto después de hacer una gran carrera.

La suerte hay que buscarla y eso fue lo que hizo Ferrari hoy en Melbourne. Eran conocedores de que el ritmo de Hamilton era muy superior y entonces jugaron sus bazas con la estrategia y el hecho de que Mercedes tuviera a uno de sus pilotos detrás, sin posibilidad de hacer nada por ayudar a la escudería alemana. Hamilton arrancó bien y puso las cosas en su sitio desde el primer momento, pero todo se complicó cuando llegaron las paradas en boxes para cambiar neumáticos.

Raikkonen, que era segundo, entró de los primeros y por este motivo Hamilton calcó lo que hizo su inmediato perseguidor ( y por tanto, “eliminando a Vettel de la terna de favoritos). Vettel aguantó más tiempo en pista y hasta ahí todo era normal. Sin embargo, un problema en la rueda del HAAS de Grosjean nada más salir de boxes provocó situación de coche de seguridad virtual, es decir, que todos los pilotos debían ralentizar el ritmo para que las asistencias retiraran el coche averiado. Esto lo aprovechó Vettel para entrar inmediatamente en boxes, y además, le “pilló” muy cerca cuando se activó la neutralización. Sustituyó los neumáticos y de repente se encontró en primera posición por delante de Hamilton, que tampoco podía creer que estaba perdiendo el liderato. En algún momento de la neutralización de la carrera el piloto inglés y el equipo no calcularon bien el ritmo que debían llevar y se dejaron varios segundos que posteriormente fueron vitales.

Cuando la prueba se reanudó el británico fue a por todas y lo intentó de todas las formas posibles. Aumentó el ritmo y se fue a por Vettel, pero cometió un error de conducción que le costó varios segundos y desde ahí ya no pudo hacer nada. Sólo conservar la segunda plaza.

Vettel logró la victoria y lo hizo sacando el 100% de su monoplaza (todavía inferior al Mercedes) y de todo su grupo de estrategia en el muro de boxes (encabezado por el español Iñaki Rueda) y en la sede de Maranello en Italia.

La tercera plaza fue para Kimi Raikkonen, que también fue superado por Vettel durante la neutralización, y la cuarta para Daniel Ricciardo, que escaló varias posiciones después de la penalización sufrida el viernes.

Fernando Alonso hizo una carrera que puede marcar un antes y un después a nivel personal y también para el equipo McLaren. Cruzó la meta en quinto lugar después de arrancar en décimo lugar. Arrancó muy bien, provocó el error de Sainz y luego se benefició de los errores de Verstappen y la inacción de Bottas, que quedó por detrás a pesar de llevar el mejor coche de la parrilla.

Por su parte, Sainz acabó décimo y lo hizo con problemas físicos durante toda la carrera debido a un posible corte de digestión. Aún así, terminó en la zona de puntos.

Dentro de 15 días volverá la acción en el Gran Premio de Barein.