Fórmula 1

Hamilton domina en el Gran Premio de España de Fórmula 1

El inglés venció en Barcelona por delante de Bottas y Verstappen. Sainz cruzó la meta en séptima plaza y Alonso, que hizo una mala salida, en la octava posición

Lewis Hamilton, junto a su compañero de equipo, el finlandés Valtteri Bottas (i), que fue segundo, celebra en el podio su victoria en el GP de España de Formula Uno. EFE/Andreu Dalmau
Lewis Hamilton, junto a su compañero de equipo, el finlandés Valtteri Bottas (i), que fue segundo, celebra en el podio su victoria en el GP de España de Formula Uno. EFE/Andreu Dalmau

El inglés venció en Barcelona por delante de Bottas y Verstappen. Sainz cruzó la meta en séptima plaza y Alonso, que hizo una mala salida, en la octava posición

La llegada de la F-1 a Europa sentó muy bien a Mercedes, y sobre todo, a Lewis Hamilton, que desde el sábado con la “pole” puso de relieve sus claras intenciones de ir a por todas para ganar la carrera y aumentar su ventaja en la clasificación general. El británico venció con total autoridad y por detrás, su máximo rival en la tabla, Sebastian Vettel, se perdía en el cuarto puesto después de trazar una mala estrategia que le costó el segundo puesto. Por su parte, Alonso y Sainz pagaron en cierto modo la mala salida que ambos protagonizaron, sobre todo el asturiano, que además, tenía el neumático más blando en el momento de partir y no lo aprovechó. La partida fue todo un lío y ambos pilotos perdieron varias posiciones. Finalmente Sainz fue séptimo y Alonso octavo.

El Gran Premio arrancó con una espectacular salida de Vettel, que superó a Bottas para ponerse segundo, y un posterior accidente provocado por Romain Grosjean en la curva tres que terminó con una colisión múltiple con Hulkenberg y Gasly. Alonso no salió bien, se “enganchó” con Sainz y a punto estuvo de verse envuelto en el incidente con el HAAS, al cual pudo esquivar por la zona exterior, no sin dificultades, porque el coche se mostró muy inestable en ese momento por el exterior de la curva.

El coche de seguridad debió neutralizar la prueba durante varios giros y cuando se reanudó Hamilton puso tierra de por medio hasta alcanzar una ventaja de seis segundos sobre Vettel y Bottas, que poco a poco iba inquietando al de Ferrari. Por detrás, Sainz ocupaba la octava plaza y Alonso era décimo alejándose del noveno puesto que tenía Leclerc, que se escapaba sin que el asturiano pudiera hacer nada por reducir la distancia.

Entre los de arriba, Vettel fue el primero en pasar por boxes y luego lo hizo Bottas, que a pesar de marcar mejores parciales para intentar el adelantamiento a su rival de Ferrari antes de parar, no pudo conseguirlo debido a una parada muy lenta de sus mecánicos en boxes cuando le sustituyeron las ruedas. Después lo hizo Hamilton con total tranquilidad y, a la espera de que Verstappen parara, siguió liderando la prueba con cierta comodidad.

Alonso y Sainz también pasaron por boxes para colocar el neumático medio y hacer una sola parada como la mayoría de pilotos. El madrileño se topó con Ericsson, que todavía tenía que cambiar ruedas y le frenó su ritmo y además, perdió su ventaja frente a Leclerc y Alonso, que enseguida le alcanzaron. Cuando el nórdico paró Sainz alcanzó la séptima plaza mientras que Alonso viajaba en la novena con Leclerc por delante y con mucho ritmo. Pero no hubo margen para la lucha porque el de Renault alcanzó una ventaja considerable respecto a Alonso.

En la vuelta 40 la rotura del motor de Ocon provocó la activación del coche de seguridad virtual, con los coches ralentizando la marcha, y esta circunstancia la aprovechó Vettel para cambiar de neumáticos. Pero la jugada le salió mal porque sus perseguidores, Bottas y Verstappen no lo hicieron. Y eso que el piloto de Red Bull sufrió un despiste y chocó ligeramente con un piloto doblado (Sirotkin) y dañó el ala delantera del monoplaza. El de Ferrari cayó hasta el cuarto puesto.

En cabeza Hamilton controlaba la carrera con mano de hierro y con una ventaja casi inalcanzable por delante de Bottas. Pero la lucha por la tercera plaza no estaba clara con Verstappen y Vettel luchando en un pañuelo a falta de 10 giros para el final. Sin embargo, no hubo cambios. El inglés venció y no hubo margen de error.

Por su parte, Carlos Sainz mantuvo la séptima plaza y terminó el fin de semana de forma positiva en una posición que no esperaba el viernes precisamente. Algo parecido le ocurrió a Alonso, que falló en la salida y eso le costó estar más arriba. Acabó octavo.

La próxima parada será en Mónaco dentro de dos semanas.