Actualidad

1-2. Iborra y Del Cerro deciden

El Sevilla remonta en el derbi, tras una gran primera parte del Betis, gracias a la decisiva entrada de su capitán y a un error del árbitro en la acción que terminó con el 1-2

El Sevilla remonta en el derbi, tras una gran primera parte del Betis, gracias a la decisiva entrada de su capitán y a un error del árbitro en la acción que terminó con el 1-2

Publicidad

Pasó lo que casi siempre pasa en la última década cuando los dos vecinos sevillanos se encuentran: que, de una u otra forma, la sonrisa siempre se dibuja en la cara de los colorados y los verdes se acuestan con una mueca de disgusto que ya parece un rictus mortis. El Betis, esta vez, no mereció la derrota. No, porque fue muy superior en la primera mitad, tras la que su ventaja de un tanto al descanso se antojaba corta; y no, porque el segundo gol del Sevilla estuvo precedido por un fuera de juego de N’Zonzi, asistente de Iborra. Pero los resultados no se merecen, se obtienen, y mientras el uno se queda con los esfínteres apretados deseando que los de la cola no aprieten, el otro se acuesta emparejado al Madrid, una pasada, aunque el líder tenga dos partidos menos.

Víctor Sánchez del Amo entendió bien el momento del Sevilla, un equipo con mejores resultados que piernas. Están cansados los chicos de Sampaoli, entre otras cosas porque su entrenador no es lo que se dice un fan de las rotaciones: sólo hizo tres cambios entre la batalla ante el Leicester y el compromiso en la guarida de los béticos, que esperaban el pitido inicial desde hacía ocho días y se fueron como lobos a cortocircuitar la salida de pelota del rival. Ello propició una primera mitad de sentido único, en la que el gol local era simplemente cuestión de tiempo.

Tardó en ponerse por delante el Betis porque no anda sobrado de calidad. Petros, de rebote tras un despeje de Rami, rozó el gol; igual que Mandi, que cabeceó al larguero después. Ante un Sevilla incapaz de salir de su parcela y lastrado por la infame prestación de Franco Vázquez, los de Víctor parecían inclinar el campo hacia Sergio Rico, que encajó su primer gol en seis derbis mediante un libre directo de Durmisi. Como estrambote a su tarde negra, fue el Mudo quien se abrió para dejar pasar el lanzamiento del danés y su relevo por Iborra en el descanso cambió la suerte del partido.

Todas las crónicas pronosticaban la titularidad del bigardo valenciano, que no jugó el miércoles y que es de los pocos integrantes del plantel sevillista capaz de aportar el plus de carácter que requieren estos duelos. Hizo suyo Iborra el derbi en 45 minutos. A los diez de la segunda parte, remató una falta lateral de Nasri, Adán sacó una mano milagrosa y Mercado, muy atento al rebote, empató. El Betis había dado el pasito atrás demasiado pronto. Con el marcador parejo y más de media hora por delante, no supo Víctor si atacar o defender, si su equipo era gavilán o paloma.

Publicidad

Dominó el Sevilla también el tramo final, aunque sin crear más peligro que el generado por una estrategia que los rivales, inferiores en talla, eran incapaces de defender. Con otra pelota quieta botada por Nasri, tocaron los sevillistas el grial de la victoria. N’Zonzi, quien prolongó para que Iborra le ganase a Adán en la salida, se encontraba en fuera de juego en el inicio de la acción, lo que prueba que la fortuna siempre auxilia a quien menos la necesita. También el partido de la primera vuelta se decidió por la mínima con un gol mal anulado al Betis. Es el signo de un tiempo en el que un vecino es netamente superior al otro. «Si naciste pa’ martillo del cielo te caen los clavos», cantaba Rubén Blades. Y a este Sevilla le llueven los triunfos porque ha nacido para hacer feliz a su gente.

Publicidad

- Ficha técnica:

1 - Betis: Adán; Piccini, Mandi, Pezzella, Tosca (Jonas Martin, m.75), Durmisi; Petros (Felipe Gutiérrez, m.89), RuÂén Pardo, Dani Ceballos; Sanabria (Álex Alegría, m.75) y Rubén Castro.

2 - Sevilla: Sergio Rico; Mercado, Pareja, Rami; Sarabia (Iborra, m.46), Nasri, N'Zonzi, Escudero; Franco Vázquez (Ben Yedder, m.46), Jovetic (Correa, m.82) y Vitolo.

Goles: 1-0, M.36: Durmisi. 1-1, M.56: Mercado. 1-2, M.76: Iborra.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (C. Madrileño). Amonestó a los locales Tosca (m.46+), Piccini (m.87) y Jonas Martín (m.92), y a los visitantes N'Zonzi (m.35), Sarabia (m.43) y Nico Pareja (m.90).

Incidencias: Partido de la vigésima cuarta jornada de LaLiga Santander, disputado en el Benito Villamarín ante 41.263 espectadores, que prácticamente llenaron el graderío. Césped en perfecto estado. Efe