Real Madrid

3-1. Bale como único argumento

El Real Madrid termina su gira por Estados Unidos con una nueva derrota ante el Manchester United

Bale se dispone a lanzar el penalti con el que consiguió el único tanto del Real Madr¡d en el encuentro
Bale se dispone a lanzar el penalti con el que consiguió el único tanto del Real Madr¡d en el encuentro

Con Cristiano correteando por la banda para calentar a la espera de jugar unos minutos para hacer felices a los aficionados que llenaban el estadio y a los patrocinadores, con James entrenando en Valdebebas y con Benzema de vacaciones, el Real Madrid de la pretemporada empieza y termina en Gareth Bale. El galés marcó el único tanto del Real Madrid ante el Manchester al aprovechar un penalti que también le habían hecho a él. Después, lo intentó con una chilena que despejó De Gea. Y más tarde, ya en la segunda mitad, con un disparo de falta que pegó en el poste.

Bale era el líder de una delantera extraña, en la que Carvajal ocupaba el sitio de Cristiano en el extremo contrario al del galés e Isco jugaba como delantero de mentira. Ninguno más encontró la manera de superar la defensa de cinco que Van Gaal ha trasladado desde la selección holandesa hasta el United para proteger a De Gea. Aunque en realidad son tres centrales y dos extremos que completan la línea por los costados cuando toca defender, Valencia y Ashley Young. Prueba de eso son los dos goles de Young, que terminó con un disparo raso junto al poste una sensacional jugada del Manchester United para marcar el primero. El segundo fue un centro desde la banda a la cabeza de Rooney que el delantero del United no alcanzó a desviar. La pelota entró pegada al poste contrario de la portería que defendía Casillas. El tercero llegó ya en la segunda mitad, con el Manchester muy cambiado. Y fueron dos de los «nuevos», los «culpables». Centró Kagawa y remató Chicharito adelantándose a Pepe, que no supo tapar al mexicano. Casillas, confiado en que el portugués se encargaba del delantero del United, reaccionó tarde para solucionar el error de su compañero.

La intención de Ancelotti era reforzar la posición de Casillas como guardameta titular. Algo que será imposible cada vez que el Madrid encaje un gol, aunque la derrota no sea culpa de Casillas. El problema que dejó Mourinho en la portería no tiene solución en varias generaciones. Siempre será mejor el que se vaya, parece que Diego López, y si se fueran los dos, ni Keylor Navas ni nadie podrían evitar el comentario de que «eso, con los porteros de antes no pasaba». La única solución es la perfección absoluta. Un imposible.

El Madrid se marcha de Estados Unidos con un empate y dos derrotas. Alimento para el drama artificial que se vive cada día en el fútbol. Pero lo mejor para Ancelotti es que Cristiano tuviera sus primeros minutos en la pretemporada, aunque fueran testimoniales y el italiano avisara en la previa de que no iba a jugar con el objetivo de reservarlo para la Supercopa de Europa. Cristiano dejó un calentamiento que tenía al público más pendiente de la banda que del partido, muchos gritos en la grada y algunos detalles para adornarse, como un taconazo en el centro del campo.

Ancelotti sólo espera ya que se incorporen todos sus jugadores para empezar a hacer alineaciones que se parezcan a la realidad. Alineaciones como la del Manchester United de ayer. Pero Van Gaal tiene que reconstruir un equipo desde las ruinas y Carletto, administrar al campeón de Europa.

Ficha técnica:

1 - Real Madrid: Iker Casillas; Álvaro Arbeloa (mi.74, Cristiano Ronaldo), Pepe, Sergio Ramos, Nacho; Illarramendi, Xabi Alonso (mi.56, Raúl de Tomás), Luka Modric; Dani Carbajal, Isco y Gareth Bale.

Entrenador: Carlo Ancelotti.

3 - Manchester United: De Gea; Michael Keane, Jones, Jonny Evans (mi.46, Tyler Blackett); Antonio Valencia (mi.62, Jesse Lingard), Ander Herrera (mi.46, Tom Cleverley), Fletcher, Ashley Young (mi.46, Luke Shaw), Juan Mata (mi.62, Shinji Kagawa); Wayne Rooney (mi.62, Javier Hernández) y Danny Welbeck (mi.42, Wilfried Zaha).

Entrenador: Louis Van Gaal.

Goles: 0-1, mi.21: Ashley Young. 1-1, mi.27: Gareth Bale. 1-2, mi.37: Ashley Young. 1-3, mi.80: Javier Hernández.

Árbitro: Hilario Grajeda. Mostró tarjeta amarilla a Álvaro Arbeloa (mi.30) y a Isco (mi.68), del Real Madrid.

Incidencias: Partido amistoso correspondiente al torneo Guinness International Champions Cup que se disputó en Michigan Stadium, de Ann Harbor (Michigan), ante 110.000 espectadores, nueva marca de asistencia para un partido de fútbol en Estados Unidos.