Así tributan en Europa

La RazónLa Razón

En Italia, el fisco se queda con la mitad del sueldo bruto anual

El fisco italiano se queda con entre el 45% y el 50%, según los casos, del sueldo bruto anual que recibe cada futbolista profesional. Esta imposición, mucho más alta de la existente en España, es habitual motivo de queja de los clubes del Calcio, que denuncian no estar en igualdad de condiciones en el mercado de los fichajes y a la hora de hacerse con los servicios de las grandes estrellas internacionales. La presión impositiva a los futbolistas, en cualquier caso, está al mismo nivel que la de la mayoría de los trabajadores del país, pues Italia es una de las naciones con los impuestos más elevados.

A los ricos les gusta Londres, tras la bajada de impuestos

Desde el pasado mes de abril, en el Reino Unido se redujo del 50% al 45 % la carga fiscal sobre las rentas más altas. No sólo se va a cuidar bien a los que ganan más de 150.000 libras al año, también se mirará por los intereses de aquellos que aspiran a ganar esa suma. Futbolistas, dueños de petrodólares, actores... todos son bienvenidos. El planteamiento del Ejecutivo es sencillo: cuantas más facilidades, más inversores; cuantos más inversores más dinero; cuanto más dinero, más posibilidades de reducir el déficit. El recorte del IRPF se verá compensado por otras medidas fiscales, como un tope a las desgravaciones o la imposición de una tasa del 7% a la compra de viviendas con un valor superior a dos millones.

A partir de los 52.151 euros, en Alemania tributan el 42%

En Alemania, son deducibles la mayoría de las contribuciones a seguros, los gastos educativos y formativos, las pensiones alimenticias y las donaciones a organizaciones sin fines de lucro. Eso, por un lado. Por otro, lo que hay que pagar. A Uli Hoeness, presidente del Bayern Múnich, debía de parecerle que cotizaba una barbaridad en su país y abrió una cuenta en Suiza, donde, según se dijo antes de la pasada final de la Liga de Campeones, tenía guardados 20 millones de euros. En Alemania, quienes ganan más de 52.151 euros anuales, tributan a partir del 42%, que añade un 5,5% más en concepto de recargo de solidaridad, dependiendo del incremento de las ganancias.

Hollande ha puesto en fuga a los ricos, con el 75% de carga

Hasta que François Hollande desembarcó en el Gobierno, la tributación más elevada en el país vecino tenía el techo en el 45%... A partir del año que viene, cualquiera que gane en Francia más de un millón de euros al año sufrirá un gravamen del 75%. La cuenta es clara: ganas un millón, te quedas con 250.000 euros y entregas al fisco 750.000. Fue trascender la norma y el actor Gérard Depardieu anunció su traslado a un país donde le trataran mejor. Probó en Bélgica y terminó en Rusia. En el fútbol el problema lo representa el Mónaco, en manos de un ricachón ruso que paga fortunas –Falcao, 14 millones netos por temporada– que sus rivales de la Primera francesa ni se atreven a soñar.

Bruselas: un billón de euros por el desagüe

Bruselas está dispuesta a estrechar el cerco sobre los evasores fiscales para que no queden recovecos legales que favorezcan el fraude. Por eso, el ejecutivo comunitario quiere que el abanico de ingresos susceptibles de aparecer en el sistema de intercambio de información fiscal entre estados sea lo más amplio posible y ha añadido a la lista los dividendos y las plusvalías de capital así como «todas las demás formas de ingresos financieros y saldos de cuentas». En la lista ya estaban incluidos los ahorros, los rendimientos de trabajo, la remuneración de directivos, los seguros, las pensiones, las viviendas y los rendimientos inmobiliarios. Según cálculos del ejecutivo comunitario, cada año se deja de ingresar en las arcas comunitarias un billón de euros debido al fraude fiscal. Ante la caída de los ingresos fiscales, la Comisión Europea quiere que esté operativo el sistema de intercambio de información en 2015.